Pito chico, mala leche
Cyl dots mini

Pito chico, mala leche

No pasa semana sin que te rompan algún esquema. Cuando ya tenía casi asumido el tópico de que con los que hay que tener cuidado es con los que caminan erguidos bajo la cama y levantan polvo cuando ventosean, ahora resulta que no, que los que gastan mala leche son los de pito chico. Lo ha dicho Sonia Vivas, concejala de Podemos en Palma, que los hombres con pene pequeño son más beligerantes.

 

Uno está tentado a creerla, visto que es amiga de azotadores y acosadores que gozan de bula por ser de izquierda, si fueran de derecha ya estarían colgados de los huevos, si tienen suficiente para agarrarles, aplicando la teoría de Sonia. Jobar, cualquiera diría que la tienen pequeña, visto el éxito que se gasta alguno. Lo que hace un cargo y la poca vergüenza.

 

También es cierto que estas payasas te proporcionan algún que otro momento de hilaridad, pero se te pasa pronto, comprobar que gente nos gobierna le quita la risa a cualquiera.

 

He dicho payasas, no lo tengo tan claro, vista la forma en que se han asegurado el momio público, claro que la culpa no la tienen ellas sino quienes las aúpan donde están.

 

Visto lo bien que les va, igual no son tan tontas como parecen y me pregunto si tendrán algo de razón cuando desbarran. ¿Tendrán el cerebro espeso y bien dotado de neuronas o más bien esponjosillo y ralamente poblado?

 

¿Estará directa o inversamente relacionado su cerebro y la mala leche que se gastan con las características de sus bajos?, porque ya puestos que nos lo aclaren, dar hostias solo a los hombres no es equitativo, ¿favorecerá tener el monte de la diosa abultado y frondoso y perjudicará si es planito y lampiño?, si tienen una buena breva o mas bien un higuillo escuchimizado, ¿también serán más o menos beligerantes? ¿afectará al nivel de mala hostia que se gasten?

 

Para mi que esta moza tiene que ser una cachonda mental, no se puede ser tan cortita de ideas y tan larguita de lengua, que no es ni la primera ni la segunda que prepara.

 

De todas formas, pienso que para instruirse sobre la relación entre el tamaño de la herramienta y la bondad de carácter, lo mejor es agenciarse un buen tratado sobre la materia, no fiarse de estas pichicólogas, que por mucha práctica que se tenga, también se necesita algo de teoría.

 

Otra vez ha vuelto a dar la campanada en el Parlamento Adriana Lastra. Se atreve a decir que hay gobiernos europeos que se saltan las leyes, acusa abiertamente a Italia y dice que ellos no harían eso jamás. Si es que no puedes por menos que descojonarte cuando oyes ciertas cosas mejor que indignarse, ¿para qué? Definitivamente, cuando en el Parlamento no impera el descaro y la mentira, se convierte en el corral de la comedia.

 

Pues nada, que Pedro Sánchez va a sacar adelante los presupuestos apoyado por lo mejorcito de la panda, hasta al precio de facilitarles la destrucción del régimen que nos ha dado la época de paz y prosperidad más larga y jamás conocida en la historia de España, ya hasta lo dicen abiertamente y con chulería. Todavía hay quien defiende a quien demuestra no tener alma y nos vende a cambio de mantenerse en la poltrona, diciendo que es que no le queda otra, vamos no me jodas, que lo que ha demostrado sobradamente es que habilidad para ejecutar mañas, triquiñuelas y añagazas le sobra y aunque así fuera, antes que pactar con asesinos y sus simpatizantes, se revienta.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: