Cómo pedir feedback negativo auténtico y beneficioso
Cyl dots mini
Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

Cómo pedir feedback negativo auténtico y beneficioso

Feedback detail

Si cuando pides feedback lo que quieres es que te digan que lo has hecho muy bien, no te engañes, lo que estás buscando son halagos, no feedback.

Luar Ciagar

 

Como escribí en mi anterior artículo, no nos gusta recibir feedback negativo. Pero es cierto que  el feedback negativo es necesario siempre y cuando se quiera mejorar en lo que uno hace. Si en tu caso particular no quieres mejorar en tus habilidades, entonces no pidas feedback. Pero, en cambio, si quieres mejorar en lo que haces, entonces este artículo te vendrá bien. Pedir feedback negativo, no es sencillo, así que plantearé aquí algunas consideraciones a tener en cuenta.

 

Lo primero que tienes que hacer, incluso antes de pedir feedback a alguien, es ser crítico contigo mismo. Observa y analiza a otros profesionales para ser consciente de aquello en lo que tienes que mejorar. Si por ejemplo, quieres mejorar en tu técnica de patinaje, observa a otros patinadores para saber qué quieres llegar a hacer, qué quieres llegar a dominar y dónde tienes que mejorar. (Te animo a que busques tu propio ejemplo).

 

La segundo que tienes que tener en cuenta es elegir correctamente a quién pedir feedback. Es decir, si quieres que alguien corrija tu manera de podar árboles, pregunta a un jardinero experto en poda, no a un farmacéutico. (Te animo a que busques tu propio ejemplo). Un profesional   experto en aquello que quieres mejorar podrá hacer un análisis certero de tus habilidades y darte  el feedback y las recomendaciones adecuadas.

 

Otra cuestión importante es generar la confianza necesaria con la persona a la que pides feedback para que sea honesto contigo. Es fundamental que se sienta cómodo y que además, tenga la seguridad de que la crítica sincera que te vaya a hacer será bien recibida por ti. Para conseguir esto lo mejor es generar esa confianza poco a poco evitando reacciones negativas a cualquier comentario que te haga, y agradeciendo los consejos que te ofrezca. Si no fuera una persona con la que te relacionas habitualmente y, por lo tanto, no puedas generar esas confianza de manera progresiva, antes de pedir feedback haz referencia a cómo los comentarios de personas expertas te han ayudado a mejorar en tu vida. Por ejemplo: “Empecé a tejer hace dos años con videos de internet, pero cuando realmente mejoré mi habilidad tejiendo fue cuando me hice socio de la asociación. Gracias a los consejos y comentarios de las personas con más experiencia he conseguido mejorar de una manera increíble. Me he fijado que dominas el punto nido de abeja ¿podrías, por favor, darme algún consejo para que me quede tan flexible como a ti?”. (Te animo a que busques tu propio ejemplo).

 

Una cuarta cuestión, también muy importante, es ser muy concreto en el feedback que pides y que esté orientado a la acción. Frases como: “¿Qué tal lo hice?” O “Dame feedback” obtendrán habitualmente respuestas generales que no sirven para mejorar. Primero, haz un buen autoanálisis, no te autoengañes, y sácate los colores. Después pide feedback concreto. Por ejemplo, “¿Cómo puedo mejorar la ligadura de la b con la r en la caligrafía Copperplate?”, en vez de, “¿qué tal está mi caligrafía?” (Te animo a que busques tu propio ejemplo).

 

Y, por último, algo que no es necesario hacer para obtener un buen feedback negativo en el momento, pero sí para obtener feedbacks negativos buenos en el futuro. Siempre hazle saber a la persona que te dio feedback cómo mejoraste gracias al consejo o la corrección que te hizo. Recompensar así a tu feedbacker favorito garantizará que te siga dando un feedback negativo potente cada vez que se lo pidas. “Gracias a lo que me dijiste hace una semana ahora soy capaz de escribir todas las semanas un artículo diferente para ser publicado. Si no hubiese sido por tu feedback, no lo hubiera conseguido. Gracias”.

 

Gracias por leer.

 

Raúl García Díaz es director de la consultora de recursos humanos Entrepersonas

www.entrepersonas.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: