Un brindis con Lugh......... agosto de 2017
Cyl dots mini

El Brindis

El blog de Ruth Pindado en Tribuna de Ávila

Un brindis con Lugh......... agosto de 2017

Hoy he decidido, escuchando la melodía de Max Richter para Taboo, que ahí, boca abajo, con la mano flotando en la piscina de los sueños, puedo tener todo lo que quiera. Mis miedos, mis ilusiones, mis sueños se mecen con los violines en un profundo silencio que me recuerda que ya no estás, pero que aún puedes venir, como antaño, desde Falias, Gorias, Murias y Finias llegaran a Irlanda, sobre negras nubes los Tuatha Dé Danann, para la fiesta de Beltane, donde nos reencontraremos.

 

Sujeto mi copa de Bunrtty Mead, suave, ligero, dulce.

 

Cargados de tesoros, con el caldero gigante y a rebosar de Dagda, para alimentar a su pueblo y colmarlo de viandas, donde los guerreros, tras un baño en él, adquieren la inmortalidad en la batalla; la lanza de Lugh, símbolo fálico y de dominio, invencible, amo, poderoso; la Piedra de Fal o del destino, que anida en el corazón de las mujeres y las conecta con la tierra, con el centro de la vida; y la espada de Nuada, Claideb, que brilla tanto como diez antorchas. Así vendrás tú, sonriente, poderosos, colmándome de regalos para fortalecer las ansias, las ganas.

 

Tú mi Lugh, dios supremo, dios de dioses, mi dios. Señor de Tuatha Dé Danann y de Fomoré, arrebataste el trono al del ojo en la frente, Balar, abuelo diabólico y dios de los demonios, tu piedra atravesó su cráneo y con ello liberó al pueblo del mal. Como tú me liberas a mi del dolor.

 

Quiero volver a cabalgar contigo, juntos, como antaño, sepárate de Cúchulainn y quédate a mi lado, defenderemos juntos las tierras del Ulster o los grandes valles de mi corazón, ahora desiertos. Quiero montar a lomos de Muidris, como el rey Fergus, y pasear juntos a orillas del lago Rury. Pero para ello, tendrás que abandonar a la bella Niam del pelo de Oro y seguirme. Juntos beberemos el vino del amor, el elixir de los dioses que embriaga los corazones más amargos, aquello que exalta al tímido, da vigor al débil, anima al austero, envalentona al frágil, hace sonreír al serio, cantar al mudo, bella a la fea, sonrosada a la pálida, juguetona a la seca, parlanchina a la silenciosa. Beberemos juntos mañana, tarde y noche. Nos bañaremos en la fuente de la eterna juventud para mantener la osadía de nuestros cuerpos de ahora, y cantaremos y bailaremos eternamente.

 

Todo esto le ofrece Brigantia al dios Lugh para retenerlo a su lado. Tiene a sus pies a todos los dioses pero, insaciable, siempre quiere más. Quiere controlar el cuerpo fornido y ágil de Lugh, su sabiduría inagotable, su fuerza, su valor. Quiere dominar al mundo dominando al hombre-dios y hacerle suya. Ansía yacer con él todas las noches de su larga vida, poseerlo hasta la extenuación, y no parará hasta conseguirlo.

aritumapon

arueriíatin

lopitessníe??icsosbrixíaanderon

clucionflorinnigrínonadgarionaemilí

pelignclaudíopelignmarcionuictorinasiatí

cona??edillíeticsecouiponcnaman

tonccsiíontíomeíonponcsesitbue

tidollonreguccambionexsops

onpaterinclaudíonlegitumoncaelion

pissíiumítsoccantírtssuissonson

bissíetlugedessummiíisluge

dessummiíislugedessummiíisluxe

 

La música sigue sonando, los tambores marcan el ritmo salvaje de la contienda. Un triángulo pide a los clarinetes, a los oboes y a los violines que, incansables agiten los oídos más duros y los llevan al éxtasis. Y Lugh, absorto en sus pensamientos recita:

 

Poema 249

Poemas épicos de Ossian

 

¿Hija de Estarno, por qué lloras?

Suspirando Fingal. ¿por qué te muestras

Tan afligida, hermosa habitadora

¿De los vientos? Mas ella de repente

Desaparece, y deja muy confuso

A Fingal, y llorando á todo el pueblo

Que temía caer baxo el acero

Del Rey de Selma. El Héroe se dispiede

En sus ojos llevaba todavía

Impresa la visión, la mente absorta.

Oyó entonces el eco de los pasos

Que se acercaban…

James MacPhessen

 

 

Al fondo, entre las verdes montañas irlandesas despierta el sueño de Ossian, de Jean Auguste Dominique Ingres (1813). Bello, sublime, insuperable.

Caoilte mac Rónáin corre a rescatar a su amigo del embrujo de Brigantia, retira de su mano el cuero de vino que le nubla el cerebro y aparta con decisión el cuerpo desnudo de la diosa-hechicera. Los tambores replican con más y más fuerza en la cabeza de Lugh que aturdido no puede pensar. Una nube gris envuelve al cielo, otrora claro y despejado y lo agita con truenos y relámpagos. Herida de muerte la tierra se abre en dos, y del centro se asoma envuelto en llamas, el todopoderoso Dullahan, caballero sin cabeza montado sobre un caballo negro y con los ojos en llamas, cargando su cabeza bajo el brazo. Los amigos se miran, ellos lo saben, cuando deje de cabalgar uno morirá.

 

Tres segundos de silencio, cortada la respiración y, por detrás aparece Banshee, espíritu femenino que predice la muerte.

 

Ella se para, mira a los dioses que siguen en silencio, sin respirar. Dullahan se gira aun cabalgando al galope, bufa, el caballo relincha y frena en seco.

 

Caoilte mira a Lugh, ha venido a salvarle y no quiere morir, pero no tiene miedo. Lugh contempla la escena, paralizado y, con un estruendo desgarrador, Brigantia cae fulminada al suelo, se hace ceniza y es absorbida por la madre tierra.

 

El cielo se abre y se viste de un azul intenso, los violines y las violas tañen en un ralentí una melodía sacada del infierno y, como llevado a la nada Dullahan desaparece sin hacer ruido.

 

Y yo, sola y perpleja sujeto mi copa de Munratty Mead sin atreverme a catarlo, silenciosa, miro caer el líquido entre mis dedos y mojar, gota a gota lo más profundo de mi alma.

 

Brindo con Lugh por lo que pudo haber sido.

 

 

Comentarios

Asun 25/09/2017 18:57 #9
Fantástica, una vez más. Te leo con interés y asombro. Gracias
Lorena 31/08/2017 23:25 #8
Que de cosas sabes y dices
Loboferoz 31/08/2017 17:33 #7
Que el verano no me prive de tus palabras, de tu música, de tu poesía. Espero impaciente a que sea mañana y beberte.
Elocuente 16/08/2017 22:19 #6
¡Fantástico!, veo, siento y leo vuestro amor por la historia, amén de la calidad de vuetra prosa. ¡Me encanta!
Juan 02/08/2017 10:50 #5
Ya ni sé quién quiero ser, lo que sé es que lo quiero contigo, brindando, leyéndote, a tu lado.
. 31/07/2017 01:10 #4
Eres única.
Elena García 29/07/2017 21:08 #3
No lo entiendo pero me encanta.
Lu 29/07/2017 13:56 #2
Me encanta esa melodía que has elegido.
Lobo feroz 29/07/2017 10:00 #1
Maravilloso, como siempre.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: