Gimnasia Rítmica en el Alberche abulense
Cyl dots mini

Desde el Alberche

El blog de Alberto Langa en Tribuna

Gimnasia Rítmica en el Alberche abulense

Gimnasia%20r%c3%adtmica detail

Lo primero que hice cuando las conocí fue liberarme de algunos prejuicios, tópicos que acompañan a este deporte: cuerpos escuálidos, ojerosos de pasar hambre, con entrenadoras severas que las tratan como si estuvieran en un cuartel.

 

Lo que me encontré fue mi distinto ya que no había una uniformidad en los cuerpos sino que, al contrario, el deporte lo practicaban chicas de todo tipo de físicos. Ellas, las entrenadoras, las hablaban con dulzura, con una dulzura que para nada está reñida con la firmeza, pero en un papel más de madre o, por la edad, de hermana mayor.

 

Entre los 22 y los 25 años se mueven Elena Ocaña, Laura Calahorra, Sara González y Tania Maisanava, entrenadoras del gimnasia rítmica en el Alberche a las que cito por orden alfabético ya que todas ellas comparten formación, trabajo y casi futuro.

 

Elena Ocaña, mostoleña, se formó como gimnasta en la escuela de gimnasia de San Martín de Valdeiglesias y ahora es profesora en las escuelas de El Tiemblo y Cenicientos. Además del título de Entrenadora de Gimnasia Rítmica, está estudiando el grado superior en Iluminación, Captación y Tratamiento de la Imagen. Este es su cuarto año de entrenadora y bajo su tutela hay 56 niñas.

 

Laura Calahorra, tembleña, se formó también en la escuela de San Martín de Valdeiglesias y ahora entrena a las chicas de Cadalso de los Vidrios tras haberlo hecho en El Tiemblo y el Barraco. Ha estudiado TAFAD (Técnico Superior de Actividades Físicas y Deportivas) y Magisterio de Educación Infantil, de lo que se encuentra actualmente preparando las oposiciones. Ha participado varias veces en la final de la Comunidad de Madrid y en la Copa de España de Gimnasia Estética. En su séptimo año como entrenadora tiene a su cargo a 43 niñas.

 

Sara González es abulense y tengo que agradecerle especialmente la ayuda prestada para escribir este artículo. También formada en la escuela de San Martín de Valdeiglesias, dirige ahora los grupos de Cebreros y Robledo de Chavela. Tiene el título de Entrenadora de Gimnasia Rítmica y está preparándose como Monitora de Campamento de Ocio y Tiempo Libre de Psicología Pedagógica y como administrativo. Fue segunda en el Campeonato de las Escuelas Federadas de la Comunidad de Madrid. De las 40 niñas que actualmente entrena, dos de ellas están federadas consiguiendo grandes éxitos. Son tres los años que lleva trabajando como entrenadora.

 

Tania Maisanava, abulense, se formó en el club Las Almenas de Ávila y actualmente tiene bajo su responsabilidad los clubs de El Barraco, Navaluenga y Deporte en Valor de Ávila. Técnico en Gimnasia Rítmica, tiene también el Grado de Maestro de Educación Infantil y Máster en Bilingüismo y Metodología CLIL. Además, trabaja como monitora especialista en Necesidades Especiales en el programa Madrugadores de la Junta de Castilla y León. Ha representado a Castilla y León en el campeonato de España tras ser la tercera en el campeonato regional. Son 124 niñas las que está entrenando en su décimo año en esta función.

 

No sé si todos estos datos sirven de mucho, pero lo que quería contar es que son mujeres, jóvenes, pero mujeres perfectamente preparadas, que siguen preparándose, que han luchado y siguen luchando por un deporte que las apasiona, mujeres que transmiten emoción cuando hablas con ellas, emoción que saben contagiar a sus chicas que las miran con admiración y mucho amor.

 

Son mujeres que trabajan en el Alberche, que saben inculcar a las niñas todos los valores que tiene este deporte en el que la amistad y el compañerismo prima sobre cualquier otro objetivo, unos valores que mantienen entre ellas que se entienden compartiendo presente y sueños.

 

Gracias Elena, Laura, Sara y Tania por haberme facilitado el escribir este artículo y por las fotos que me habéis mandado y que lo acompañan, y gracias sobre todo por haberme abierto los ojos ante un deporte que hasta ahora desconocía y que me ha sorprendido muy gratamente. Seguro que a mi agradecimiento se une el de vuestras chicas y el de sus padres y madres que saben que en vuestras manos sus hijas son felices. Gracias por hacer del Alberche un lugar mejor para vivir.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: