Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

¿Por qué me cae bien?

El tal Agustín Martínez, abogado defensor de “la manada”, para más señas, se ha convertido en un personaje público, no sé si como consecuencia ineludible ligada al hecho de defender a unos personajes colocados en candelero durante las 24 horas del día, porque lo considere necesario en beneficio de sus defendidos o por otras intenciones, que vaya Vd. a saber, porque en los tiempos que corren ya no puedes fiarte ni de ti mismo desde el momento en que inicias jornada con el hecho de despertar.

 

A mí, es un hombre que no me caía especialmente simpático, no sé exactamente por qué razón, pero últimamente, y tampoco tengo claro el por qué, me está empezando a caer bien.

 

No es porque, ejerciendo su profesión, defiende a unos individuos que son mala gente y que yo también pienso que deberían estar ya en prisión, tampoco porque soy respetuoso con las leyes, sí, yo pienso que una ley que no te guste, incluso que consideres injusta, debe derogarse o modificarse, pero no incumplirse, como hay gente, que proclamándose demócrata, pide, y no solo respeto, sino que considero estrictamente necesario que hasta el más malo de los malvados tenga derecho a defensa.

 

¿Saben por qué creo que he cambiado de actitud?, pues creo que es porque dice cosas muy bien dichas y las dice muy bien y porque la gozo, como un parrandero en plena fiesta, con los zascazos tapabocas que atiza a los periodistas pijoprogres cuando le hacen preguntas capciosas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: