Emilio de la Fuente, el informador que encontró su refugio en la radio