La presunta agresora de la familia González era una fan