La Infanta renuncia a recurrir su imputación