La huelga de Renfe y Adif, de menos a más