Zouhier dice antes de salir de la cárcel que tiene la conciencia "superlimpia" e intentó avisar del atentado

"No me importa seguir siendo el saco de boxeo que han puesto delante para que descarguéis vuestra ira", afirma en una carta.

El confidente policial Rafa Zouhier, que el próximo 16 de marzo saldrá de prisión tras cumplir una condena de diez años por traficar con los explosivos que se utilizaron en el 11-M que tiene la conciencia "superlimpia" y que su "único crimen" fue "alertar una y otra vez" de que se iban a cometer los atentados.


En una carta manuscrita remitida desde la cárcel del Puerto de Santa María (Cádiz), a la que ha tenido acceso Europa Press, Zouhier afirma que su condena fue "injusta" y que se irá con la esperanza de que "algún día se sepa la verdadera verdad" sobre lo que califica como "un brutal ataque" a la sociedad española.

"Mi único crimen ha sido alertar una y otra vez sobre el traidor (o traidores) que odian a su país antes de que asesinaran a sus propios paisanos", señala el condenado antes de dar las gracias a "todos los españoles de bien" que han confiado en él. "No me importa seguir siendo el saco de boxeo que han puesto delante para que descarguéis vuestra ira", señala.

SERÁ EXPULSADO

Cuando salga de la cárcel, Zouhier no podrá permanecer en territorio español ya que su licenciamiento definitivo, aprobado por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, especifica que será expulsado a Marruecos una vez se haga efectiva su puesta en libertad.

El pasado 13 de enero el tribunal comunicó a la Brigada de Extranjería y Documentación de Cádiz la fecha de su salida y le pedía que llevara a cabo "los trámites para su expulsión del territorio nacional" de acuerdo con la Ley de Extranjería.

Según el expediente penitenciari, Zouhier saldrá de la cárcel tras pasar 3.650 días interno. Cumplió en carácter preventivo entre el 19 de marzo de 2004 hasta el 19 de agosto de 2008. Alcanzó la cuarta parte de su condena el 15 de septiembre de 2006 y la mitad, el 17 de marzo de 2009.