Zidane: "La obligación en la Champions es la Roma"

Zinedine Zidane

El entrenador del Real Madrid, Zinédine Zidane, aseguró que la Liga de Campeones genera "ilusión", pero eludió tener una mayor presión por ser la única vía para salvar la temporada, dejando claro que la única "obligación" ahora es la visita de una AS Roma de la que no se fía.

"Se gestiona bien", afirmó Zidane este lunes en rueda de prensa, cuestionado por si había más responsabilidad en el torneo continental. "La única cosa que tenemos que hacer es ganar el partido. La Champions da ilusión, pero tenemos que pensar sólo en la Roma porque muchos piensan que es fácil y no lo va a ser. Tenemos que jugar bien y ganarlo bien", añadió al respecto.

Por eso, insistió en centrarse en el presente más próximo. "La obligación es este martes. Nuestro objetivo es ganar y luego pensar en el partido del fin de semana. No pienso si la temporada es mala o buena, sólo me concentro en el día a día y es lo que me da fuerza", advirtió.

"Para mí el partido de la Roma es el más importante porque es el próximo. Es verdad que cuando uno se convierte en entrenador quiere jugar un partido como éste. Los conozco como jugador, he ganado una 'Champions' y no se puede explicar con palabras, pero hay más partidos antes que permiten construir esta trayectoria y por eso lo más importante es el de mañana", zanjó al respecto.

Además, no olvida que su rival "es un buen equipo" y con jugadores "muy buenos y muy fuertes" arriba, pero dejó claro que lo que le "preocupa más" en su equipo. "Sabemos que es un partido difícil", remarcó, alabando la "trayectoria increíble" de un Francesco Totti que ahora no cuenta demasiado para Luciano Spalletti y del que hay que "aprovechar" para disfrutar cada minuto que tenga.

"No me importa que generemos dudas, tenemos que concentrarnos solo en el partido. Un partido nunca esta ganado y si no lo haces bien puedes perder y caer eliminado. Tenemos que prepararlo de la mejor manera posible", añadió.

En cuanto al once que dispondrá, Zidane indicó que "se puede cambiar" el esquema, pero que la "idea es tener mucha pegada ofensiva". En este sentido, no desveló si mantendrá su confianza en un Borja Mayoral que ha jugado "con una intensidad increíble" sus minutos. "Forma parte del grupo y todo lo que hace lo hace con mucha personalidad y ganas, pero hay que ir tranquilamente con él porque es joven e ir poco a poco", comentó.

Así, el entrenador madridista reconoció que tendrá "complicado" hacer la alineación titular, aunque prefiere "tener a todos" disponibles. "Bale está preparado para jugar, está muy bien", confirmó.

La vuelta del galés podría dejar sin sitio a un Lucas Vázquez que aporta mucho trabajo defensiva. "Lo que quiero es que el que juegue haga su papel. Que sea Lucas, Gareth u otro, tiene que estar convencido de lo que va a hacer en el campo. No sé si Gareth hará los mismos kilómetros, pero la idea es única y la misma, defender cuando no tengamos el balón y hacer daño cuando lo tenemos", declaró.

"YO QUIERO A CRISTIANO EL AÑO QUE VIENE"

'Zizou' reiteró que el flojo rendimiento de James "no es un problema" del colombiano, al que ve "comprometido" y al que "siempre" le va a pedir "más" por el talento que tiene, "como de muchos más". "Está demostrando que está mejorando", agregó.

Sobre los aficionados que podrían querer una venta de Cristiano Ronaldo, fue claro. "Yo no. Soy el entrenador y le quiero", señaló con una sonrisa. "También me pitaron a mí, no es cuestión de un jugador en particular. Es un público que quiere más y creo que eso es mejor para los jugadores para intentar siempre hacerlo bien. Al final, el público quiere mucho a sus jugadores porque siempre veo el estadio lleno y eso significa mucho", apuntó.

"La afición es muy importante para nosotros, pero también lo sabe ella. Durante un partido es normal que cuando no haces las cosas te piten un poco, pero es parte del fútbol y no hay que darle más importancia", sentenció.