Zidane: "Es cierto que Florentino me propuso fichar en una servilleta"

Zinedine Zidane, exjugador de fútbol

El exfutbolista francés y actual entrenador del Real Madrid Castilla, Zinédine Zidane, recuerda "como uno de los días más felices" de su vida el famoso en agosto de 2000 en el que Florentino Pérez le pasó en una servilleta si deseaba fichar por el conjunto madridista, el cual le dio "la oportunidad de ganarlo todo".

"Efectivamente", confirma Zidane en el número de enero de la revista 'Vogue' preguntado por si era cierta la famosa leyenda de que su fichaje por el diez veces campeón de Europa se fraguó durante una cena y en una servilleta. "Florentino (Pérez) me pasó una servilleta en la que ponía en francés: '¿Quieres venir a jugar al Madrid?'. Yo le contesté: 'Yes!' (¡Sí!). Fue uno de los días más felices de mi vida", confiesa.

Sin embargo, pese a ser uno de los mejores del mundo en aquella época, a 'Zizou' le costó adaptarse al equipo blanco. "Sentía mucha responsabilidad después de la expectación generada por mi fichaje", rememora. "Pero acabó convirtiéndose en una etapa fantástica. Como jugador, me dio la oportunidad de ganarlo todo. Además había gente maja, ¿se dice así, maja?, como Raúl", añade al respecto.

Años después de retirarse, al marsellés no lo echa de menos. "Lo pasado, pasado está. Es ley de vida. Y creo que aproveché al máximo mi carrera. Al contrario, recordar me hace sentir feliz, orgulloso", afirma al respecto.

Zidane empezó joven en el mundo del fútbol. "Enseguida sentí que el fútbol era lo mío y así se lo dije a mis padres. Ellos siempre me apoyaron, sobre todo cuando me tuve que ir de casa a los 14 años", comenta sobre sus inicios.

"Aquello fue muy duro, sobre todo el primer año. Durante el día no pasaba nada; pero sí por la noche, antes de dormir, cuando me acordaba de mi familia. Si es que era un crío y tuve que aprender a hacérmelo todo yo: la comida, la ropa", prosigue el campeón del mundo de 1998.

Ahora, el apellido futbolístico lo llevan sus hijos Enzo (19 años), Luca (16), Théo (12) y Eliaz (9), todos ellos en la cantera del Real Madrid y con el mayor incluso habiendo debutado ya a las órdenes de su padre.

"Estoy muy contento de que quieran seguir mis pasos. Además, si los niños juegan al fútbol no hacen otras cosas, no hacen tonterías", advierte Zidáne que "ahora sí" les enseña sus jugadas. "En su día no las repasaba, pero así mejoran, que viendo se aprende mucho", apunta.

Y uno de los aspectos en los que más incide 'Zizou' es en la técnica, "lo que diferencia a un jugador de otro". "Cuanta más técnica, más alto vas a llegar, más nivel vas a tener. La técnica se puede mejorar, pero nunca aprender porque se lleva dentro. Se tiene que poder partir de una base", reconoce.