Zapatero proclama que "la democracia no puede permitir la coacción y la intimidación"

El presidente abogó por el correcto funcionamiento de las instituciones

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmo que "la democracia no puede permitir la coacción, la intimidación y el intento de que las instituciones democráticas no funcionen", dando así su respaldo al Parlamento catalán después de las agresiones el miércoles pasado durante una manifestación de 'indignados'.

Así respondió Zapatero, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, al portavoz de CiU, Jordi Vilajoana, quien, antes de abordar el asunto concreto de su pregunta -medidas dirigidas a crear empleo juvenil-, denunció que el Parlamento autonómico sufrió un "acoso intolerable y sin precedentes".

En este sentido, recordó que esta institución "representa al pueblo de Cataluña, es la expresión de la voluntad popular y está al servicio de las libertades y los valores democráticos y de convivencia en un Estado de Derecho".