Zapatero ofrece las bases a la OTAN para la operación sobre Libia

Congreso. Pedirá permiso la próxima semana para actuar activamente bajo los dictados de la ONU a favor de intervenir en el país africano. París. El presidente participa hoy en la reunión con Sarkozy
agencias
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, señaló ayer que España está dispuesta a ofrecer una “contribución importante” a la operación que la comunidad internacional ponga en marcha para proteger a la población civil en Libia porque ésta cuenta con la luz verde del Consejo de Seguridad de la ONU. En una declaración conjunta con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, anunció que solicitará la autorización del Congreso de los Diputados para que determine qué “papel han de jugar” las Fuerzas Armadas españolas en esa misión internacional.

Dijo también que dispondrá “la participación de medios navales y aéreos” de las Fuerzas Armadas españolas “en el dispositivo que se ponga en marcha” para cumplir la resolución “histórica” aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU y que abre la puerta la establecimiento de una zona de exclusión aérea.

Zapatero también apuntó que autorizará el uso de las bases españolas por parte de las fuerzas de EEUU “que eventualmente las necesiten” y ha confirmado que mañana participará en la reunión convocada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en París para abordar la misión internacional en Libia.

El jefe del Ejecutivo mantuvo informado de todas estas decisiones al Rey, al líder de la oposición, y al presidente de la Comisión de Exteriores del Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, participó en el encuentro entre Zapatero y Ban, en el que también estuvo la jefa de la diplomacia española, Trinidad Jiménez.

En el plano nacional, el PP aseguró que tendrá una posición “receptiva” a lo que se plantee en la Cámara Baja. La decisión de Naciones Unidas también ha sido respaldada por ERC y CiU, mientras que IU ha rechazado la propuesta del organismo internacional porque teme un “nuevo protectorado” en Libia.

La próxima semana el Congreso acogerá un debate, que se celebrará previsiblemente el martes o el miércoles, para tratar la posición española y su participación en Libia “a la vista de las peticiones que hagan nuestros aliados”.

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, consideró también la resolución de Naciones Unidas como “necesaria y equilibrada”, aunque lamenta que no haya llegado antes.

En su condición de presidente de la Comisión de Exteriores, Duran fue informado por Zapatero de las decisiones que el Gobierno español efectuará en el marco de sus compromisos internacionales, respecto a la aplicación del texto.

El apoyo a la resolución de la ONU no fue compartido por todos los partidos. El diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, resaltó que, aunque “respeta y acata” la resolución de la ONU, no la comparte ante el temor de “un nuevo protectorado en Libia, como ha ocurrido con Irak o Afganistán”.

Llamazares desconfía de la eficacia de la exclusión aérea y considera que la solución tiene que pasar “por el aislamiento de Gadafi y el embargo de armas”, medidas que el diputado de IU considera más eficaces.