Zapatero anuncia que no será candidato en las elecciones generales

Primarias. El presidente pidió al Comité Federal del PSOE que tras del 22 de mayo active el proceso para elegir democráticamente al nuevo candidato
efe
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que no optará a un tercer mandato en las próximas elecciones generales y ha fijado el proceso de primarias en el PSOE para elegir candidato para después de las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo.

Zapatero hizo este anuncio en su intervención ante el Comité Federal del PSOE, en el que subrayó que cuando fue elegido tenía la intención de estar sólo ocho años al frente del Gobierno y que esa idea no ha variado. El jefe del Ejecutivo señaló que ahora el PSOE deberá activar “cuando corresponda” los mecanismos para designar a la persona que encabezará la lista del PSOE y por ello propuso al partido que convoque un Comité Federal tras las elecciones del 22 de mayo para activar el proceso de primarias.

Detalló el dirigente socialista los motivos que le han llevado a adoptar esta decisión, y para ello recordó que cuando hace siete años fue elegido presidente del Gobierno ya pensaba que dos legislaturas, y “no más”, era “el período razonable al que podía aspirar para estar al frente del destino del país”. Y ello no solo porque fuera lo “más conveniente” para el PSOE, sino también para el país y, añadió, para su propia familia. Transcurrido el tiempo, ha revelado a sus compañeros que su forma de pensar “no ha hecho sino afianzarse” y su convicción personal se ha tornado una “decisión firme”.
“No voy a ser candidato en las próximas elecciones generales. Gracias por vuestro respeto y por vuestro afecto”, manifestó. El secretario general socialista ha aclarado también cómo ha decidido el momento de anunciar su decisión, de la que ha recordado que “no hay precedentes”, y ha manifestado que el año que resta para las elecciones generales constituye “un plazo razonable” para que el partido pueda abordar “con naturalidad y responsabilidad” la puesta en marcha de sus procedimientos internos. “El mecanismo del dedazo simplifica mucho las cosas, pero no es el nuestro, ni el de la mayoría de la sociedad española”, remarcó, para apuntar que nadie podía esperar de él “una actitud distinta”.

También reveló al Comité Federal que en su ánimo nunca estuvo “apurar hasta el final ni prolongar innecesariamente la especulación” sobre su candidatura. José Luis Rodríguez Zapatero señaló que había vuelto a reflexionar sobre este asunto en las últimas semanas, escuchando “a unos y a otros” sobre la oportunidad de hacerlo antes o después, y finalmente ha pensado hacerlo ahora.

Y ello porque así puede “poner fin a lo que se percibía como una incertidumbre” que podía acabar “distrayendo” a los socialistas de la tarea principal de consolidar la recuperación económica y afrontar el reto electoral del 22 de mayo.

Ha pedido a continuación a los dirigentes socialistas que ahora se respeten “los tiempos y los procedimientos” para designar candidato, que son parte de la “fortaleza” del partido. “Estoy seguro de que si lo hacemos así estaremos en condiciones de ofrecer la mejor candidatura posible a la sociedad”, dijo
Los socialistas, según su líder, pueden sentirse “satisfechos y orgullos” de sus procedimientos democráticos, y ha advertido de que ello implica “pleno respeto y actitud leal con los tiempos”, así como con “el hecho mismo de la concurrencia de una diversidad de candidaturas si se produce”, y también pleno respeto y actitud leal con los resultados y con el “ganador”.

Para el futuro candidato pidió “voluntad integradora para atreverse a sumar, para valerse de todos como mejor forma de servir” al partido y a los ideales que defiende.

También emplazó Zapatero a su partido a “volcarse” en la tarea que le espera ante las próximas elecciones y se ha mostrado seguro de que las posibilidades de revalidar la confianza de los ciudadanos dependerán de que sigan concentrándose en el trabajo que están haciendo por el país.