Yolanda Vázquez: "el panorama laboral de Ávila no puede soportar más incremento de las listas del paro"

La portavoz socialista, Yolanda Vázquez, ha mostrado su preocupación porque los despidos anunciados en el seno de Bankia puedan afectar “al ya maltrecho empleo de la ciudad de Ávila, donde no podemos permitirnos que siga engordando la cifra de parados, más aún si a ello sumamos que no hay un plan específico de empleo que pueda reubicar a las personas que se quedan sin trabajo”

Y es que el anuncio de que la entidad adelgazará para cumplir con el mandato dado por el Gobierno a José Ignacio Goirigolzarri de hacer rentable a la entidad nacionalizada, afectará con toda seguridad a Ávila. “Por este motivo, no entendemos cómo la concejalía de Empleo de nuestro Ayuntamiento, no ha tenido la deferencia de contactar con los posibles afectados de estos despidos en la ciudad, para analizar la situación y poder establecer alguna solución. Creemos que el panorama laboral de nuestra ciudad merece una mayor implicación por parte de los dirigentes políticos”.

 

“Los socialistas nunca defendimos la integración de Caja de Ávila en Bankia, porque preveíamos que algo como esto iba a pasar y que, nuestra ciudad, iba a ser una de las grandes damnificadas de la fusión. Ahora, todo indica que el ajuste de personal se centrará en los servicios centrales originales de las siete cajas que forman Bankia en sus territorios de origen, que hasta ahora se han mantenido pero que ya no tienen sentido una vez que se han centralizado en Madrid y que se ha culminado la integración tecnológica de todas las entidades fusionadas”.

 

Yolanda Vázquez ha afirmado que “el tiempo ha dado la razón al Partido Socialista y se la ha quitado a quienes aseguraron que la integración nos colocaría en primera división. Los perjuicios que la integración de Caja de Ávila ha tenido para nuestra ciudad son demasiados por el costo de empleo, que se ha reducido drásticamente, la reducción en la atención a los usuarios y por la venta de participaciones preferentes, además de por la desaparición de la obra social”.

 

La portavoz del Grupo Municipal Socialista ha lamentado que el Ayuntamiento, a través de la concejalía de empleo, no haya contactado con los afectados, tal y como ha confirmado el propio alcalde en Junta de Gobierno a una pregunta de la edil socialista, quien ha pedido al equipo de gobierno que se implique personalmente en este nuevo ajuste laboral cuyas cifras no son desdeñables, ya que estamos hablando de más de 300 empleados y medio centenar de oficinas.