Y tú... ¿padeces la enfermedad de moda? La llaman 'Runnorexia'...

¿Sabes más de rodillas, tendones y lesiones que los fisioterapeutas? En las revisiones médicas rutinarias, ¿se asustan porque no llegas a 50 pulsaciones por minuto?.

'Runnorexia': dícese del término inventado que se emplea para definir un comportamiento adictivo y, hasta obsesivo, por practiar la actividad del running a todas horas, en cualquier lugar y en cualquier momento, no querer ni poder hablar de otro tema de conversación y sólo relacionarse con los de su especie. ¿Alguien se da por aludido?

 

Por eso, sabes que padeces esta 'enfermedad' cuando...

 

- Crees que por ser runner eres mejor que los demás.


- Ya no supone un problema subir las escaleras porque el ascensor está estropeado.


-  Tienes 4 callos, 3 ampollas y hasta has perdido una uña del pie y lo ves normal.

 

- Sabes más de rodillas, tendones y lesiones que los fisioterapeutas.

 

- En las revisiones médicas rutinarias se asustan porque no llegas a 50 pulsaciones por minutos.

 

- Madrugas para correr y cuando los demás se despiertan te dicen: ¿hoy no corres?

 

- Hay una diferencia abismal entre corrar a 4:35 min/Km que a 5 min/Km.


- No hablas de otra cosa y la gente (no runners) empieza a darte de lado.

 

- Actualizas constantemente el estado de tu Facebook o Twitter con fotos de tus entrenamientos.

 

- Si llueve, truena o nieva mejor que mejor para correr. Así, además de que el postureo vale doble, queda mejor poner hashtags como #HoySeEntrena #KeepRunning #GoRunners #RunForFun.

 

- Perteneces a un grupo de runners, gente como tú, con la que poder hablar por fin de algo.

 

- Tienes un blog donde contar tus experiencias y descubrimientos.


- Ves maratones en la tele.

 

- Pasas por una calle y piensas "aquí corrí yo".

 

- Eres capaz de pasar el mismo tiempo que dura el viaje en Ave hasta Sevilla corriendo en la maratón.

 

- Tu familia ya aceptó que llegas más tarde a la cena de Nochevieja.

 

- Te gusta madrugar los fines de semana porque ¡hay carrera!

 

- Corriges al GPS la verdadera distancia que has corrido.

 

- Los vendedores de las tiendas de zapatillas te conocen.

 

- Niegas todas las anteriores.