¿Y quién no ha tenido un 600?

El coche familiar por ontonomasia, el SEAT 600, ha sido hoy protagonista en las calles de Ávila. Quince de estos míticos coches se han concentrado en la Plaza del Mercado Chico y la Plaza Pedro Dávila, para el deleite de muchos aficionados y visitantes, que han vuelto a su niñez sólo con la imagen de estos vehículos

Aunque se esperaba más afluencia (pero las numerosas concentraciones en otras localidades han impedido que hasta nuestra ciudad pudieran venir más), los 15 SEAT 600 que hoy se han podido disfrutar en la capital, han hecho regresar a su niñez a los numeroso aficionados y visitantes que se han acercado para ver la concentración de este vehículo que marcó la historia en España. Pocas son las familias que no han tenido una de estas joyas en sus manos y con ellas innumerables recuerdos.

 

Desde las 11.30 horas, han estado expuestos en la Plaza Pedro Dávila, y después han regresado al Mercado Chico, donde en un principio tenían que estar ubicados, pero debido a una manifestación que salía a esa mismo hora han sido desplazados.

 

Desde el Mercado Chico, pasadas las 12.00 horas han comenzado una ruta por el centro histórico de la capital, entrando por la catedral y con salida al parador. Desde allí iniciarán la ruta alrededor de la Muralla bajando por El Rastro y aparcando los vehículos en El Lienzo Norte, donde permanecerán de nuevo expuestos, y los participantes disfrutarán de la comida y el buen ambiente intercambiando impresiones y anécdotas.

 

En la concentración hemos podido ver SEAT 600 de 1978 hasta el más deportivo de la época, del 1970, el SEAT 600 AVAT. Unos coches que aún viéndolos todavía circulas por las calles ya son vehículos de colección y su precio medio hoy en el mercado asciende a 3.000 euros, aunque es "muy difícil encontrarlos, ya que sus propietarios en raras ocasiones están dispuestos a desprenderse de ellos", comentaba Alberto Ayuso, organizador de la carrera del Automóvil Club Ávila.

 

EL MÍTICO SEAT 600

 

El SEAT 600 comenzó a fabricarse en mayo de 1957, y fue en junio de ese mismo año cuando se realizó la primera venta (de este modelo prácticamente no quedan ejemplares). El segundo modelo llegó en 1960, el SEAT 600D; en 1970 el SEAT 600E, y por último, en 1974 el SEAT 600E Especial. En total 754.000 SEAT 600 han circulado desde entonces por nuestras carreteras, y aún alguno sigue haciéndolo.