Wert dice que "el problema" de maestros y profesores no es el suelo sino lograr que la sociedad les valore

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha defendido este lunes que los profesores tengan capacidad de desarrollo profesional "en el curso de la carrera, que la haga atractiva" y dispongan de "una remuneración adecuada" pero ha insistido en que el principal problema no es de remuneración sino lograr que la sociedad valore su "prestigio social indudable".
BRUSELAS, 26 (EUROPA PRESS)

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha defendido este lunes que los profesores tengan capacidad de desarrollo profesional "en el curso de la carrera, que la haga atractiva" y dispongan de "una remuneración adecuada" pero ha insistido en que el principal problema no es de remuneración sino lograr que la sociedad valore su "prestigio social indudable".

Wert ha defendido "una remuneración adecuada" para profesores y maestros pero ha insistido en que "el problema principal es verdaderamente que la sociedad valore a los profesores y maestros" en declaraciones a la prensa tras debatir con sus homólogos de la UE cómo contribuir a la mejora de la formación de los profesores y la carrera académica en un contexto de consolidación fiscal.

El ministro ha expuesto la parte de la reforma educativa centrada en el profesorado y la Ley del Estatuto del Docente no Universitario del Gobierno español a sus colegas, según ha explicado el titular de Educación en declaraciones a la prensa tras el debate con sus colegas.

Así, ha señalado que el Gobierno español apuesta por "establecer un buen sistema de formación inicial en primer lugar" porque "un sistema educativo vale lo que sus profesores". "Los profesores son el techo de la calidad de un sistema educativo", ha justificado el ministro, que también ha subrayado la importancia de la selección de los profesores y su "formación permanente" una vez seleccionados, así como favorecer el desarrollo de la carrera profesional.

Wert ha explicado que los sistemas educativos que están funcionando mejor, como el de Finlandia y los de algunos países asiáticos, "han conseguido hacer que los profesores y los maestros gocen de un prestigio social indudable, que la profesión tenga un desarrollo en el curso de la carrera que la haga atractiva, que tenga por supuesto una remuneración adecuada" pero "el problema principal es verdaderamente que la sociedad valore a los profesores y a los maestros en lo que valen".

"Son un elemento capital de la que es hoy la principal materia prima del progreso de una sociedad, que es la capacidad de educar a sus jóvenes, de convertir a los jóvenes en agentes activos de su vida y en agentes activos del progreso de su país", ha explicado.

El ministro también ha defendido que la educación del siglo XX1 "no es un proceso unidireccional en el que el maestro se limita a transmitir conocimientos, sino que es un proceso bidireccional, un intercambio en el que el maestro se convierte en un entrenador, en un mentor del estudiante, en que le enseña a ser reflexivo, a ser crítico, a tener ideas propias" y ha apostado por "aprender de las mejores prácticas" entre Estados miembros para avanzar en el "desarrollo profesional del profesor y del maestro".

Los Veintisiete se han comprometido en unas conclusiones que han adoptado sobre la contribución de la educación y la formación a la recuperación económica y la creación de empleo a hacer "más esfuerzos" para mejorar la contratación, el desarrollo personal y el estatus del profesor de escuela y formadores "para mejorar la calidad de la enseñanza y del entorno de aprendizaje" y lograr que sea más atractiva la carrera docente.