Vuelve a haber enfermos en los pasillos del Complejo Asistencial de Ávila

La Junta de Personal denuncia que se repite la misma situación año tras año mientras se cierran camas.

La Junta de Personal del Área de Salud de Ávila ha denunciado que el Servicio de Urgencias del Complejo Asistencial abulense vuelve a tener estos días enfermos en los pasillos por falta de camas donde ingresarlos, "mientras se clausuran camas verano tras verano", por lo que exigen a los responsables del Complejo que solucionen esta situación definitivamente y primen la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes por encima de cualquier otro criterio.

 

La Junta de Personal critica que cada verano la situación se repite y los enfermos que pasan por el Servicio de Urgencias y son ingresados esperan durante horas, e incluso días, en este servicio hasta que se les adjudica una cama.

 

El problema, señalan, "no es que no haya suficientes camas en el Hospital para ingresarles, que las hay, sino que estas camas no están disponibles porque se cierran plantas en verano, obedeciendo exclusivamente a criterios economicistas y no a criterios asistenciales de calidad".

 

Lo más preocupante, según la Junta de Personal, es que esta situación no es una circunstancia excepcional sino que se produce cada vez que se cierran unidades en el Hospital y se repite año tras año. Aseguran que cada verano el Servicio de Urgencias vive "una situación absolutamente irracional, ya que se sabe que todos los años se incrementa la actividad en urgencias en esta época y todos los años se produce el cierre de plantas".

 

Denuncian que solo en el primer trimestre de este año el número de pacientes que sufrieron esta situación era la mitad del número total registrado en todo el año pasado. "Desde que a primeros de julio se produjo el cierre de las plantas, prácticamente todos los días ha habido pacientes ingresados, sin cama adjudicada, en el Servicio de Urgencias: como ejemplo reciente, ayer pasaron por esta situación 13 pacientes, algunos de los cuales han pasado la noche allí, y hoy hay 16 pacientes".

 

Los pacientes que se encuentran en los pasillos de Urgencias, aunque no sea más que unas horas, "se ven sometidos a condiciones asistenciales y personales indignas", critica la Junta de Personal. "En muchos casos son personas muy mayores que pasan horas en una camilla, sin intimidad alguna, sin acceso a un baño, sin la compañía de sus familiares…".

 

En cuanto a los trabajadores del Servicio de Urgencias, aseguran que las condiciones en las que tienen que prestar la asistencia sanitaria "distan bastante de las idóneas para un servicio como éste, donde la organización tanto del espacio como del tiempo, la coordinación, el nivel de concentración y la precisión en sus actuaciones son vitales para el desarrollo de sus competencias profesionales y para el correcto funcionamiento del servicio".

 

Por el contrario, señalan que el hecho de que los pacientes no puedan abandonar urgencias porque no tienen otro sitio para ubicarles "genera importantes problemas de espacio físico, organizativos y de gestión de los recursos que se traducen en problemas asistenciales e, incluso, en problemas éticos para los propios profesionales, que no siempre pueden garantizar la seguridad de los pacientes".

 

La Junta de Personal del Área de Salud de Ávila manifiesta que ha intentado ponerse en contacto con los responsables del Complejo Asistencial para tratar este tema sin que, hasta el momento, haya recibido respuesta alguna.

Noticias relacionadas