Vuelta a lo grande del Atlético

Líder de grupo tras vencer con claridad al Zenit, 3-1. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ATLÉTICO DE MADRID: Courtois; Juanfran, Godín, Miranda, Filipe Luis; Koke (Cristian Rodríguez, min.89), Gabi, Mario Suárez, Arda Turan (Raúl García, min.86); Adrián (Leo Baptistao, min.79) y Villa.

 

ZENIT SAN PETERSBURGO: Lodygin; Smolnikov, Neto (Shatov, min.46), Lombaerts, Hubocan, Ansaldi; Danny, Zyrianov (Arshavin, min.74), Witsel; Hulk (Bystrov, min. 85) y Kerzhakov.  

 

GOLES

   1-0, min.40, Miranda.

   1-1, min.58, Hulk.

   2-1, min.64, Arda Turan.

   3-1, min. 80, Leo Baptistao.

 

ÁRBITRO: William Collum (ESC). Amonestó a Godín (min.45) por parte del Atlético de Madrid. Y a Lombaerts (min.50), Smolnikov (min.54), Hubocan (min.65) y Hulk (min.79) por parte del Zenit.

 

ESTADIO: Vicente Calderón.



 

El Atlético de Madrid regresó a la Liga de Campeones con una victoria (3-1) en el Vicente Calderón ante el Zenit ruso en la primera jornada de la fase de grupos, lo que le hace colocarse al frente del Grupo G gracias a los goles de Miranda, Arda Turan y Leo Baptistao.

 

Los colchoneros regresaban a la máxima competición continental cuatro temporadas después envueltos en un ambiente de optimismo dado el gran arranque de temporada. Y acompañados por una afición, aunque escasa para tratarse de tan histórica cita, entregada a la causa consiguieron estrenarse con una contundente victoria ante un Zenit que sufrió su sexta derrota en otras tantas visitas a España.

 

Desde el principio mandó el Atlético, que metió al Zenit en su campo pero sin sensación aparente de peligro en los primeros 25 minutos, salvo un disparo desviado de Villa tras un magnífico taconazo de Adrián, que pudo reconciliarse con su afición siendo el elegido para sustituir la baja del sancionado Diego Costa, el hombre más en forma de la plantilla del 'Cholo'.

 

Por suerte para los rojiblancos, los rusos eran aún más inofensivos en sus escasos ataques. Hulk, titular por primera vez tras haber superado sus molestias físicas que le han tenido un mes fuera, fue el autor del único disparo, pero ni siquiera cogió portería. Superado el tanteo inicial se animó el Atlético, conscientes de su superioridad, y Koke, que firmó un memorable partido, tuvo la más clara tras un robo en la presión de Mario Suárez, pero el canterano no acertó con la portería de Lodygin.

 

En el último cuarto de hora de la primera mitad el dominio atlético empezó a ser abusivo, ayudados en ataque por ambos laterales, Filipe Luis y Juanfran, que sin trabajo en defensa se sumaban para tratar de desarbolar la defensa de cinco instalada por Spalletti. Fruto de este acoso llegó el gol que abría la lata en el minuto 40, obra de Miranda a la salida de un córner, cuyo cabezazo no pudo repeler Lodygin. El clásico gol psicólogico que les dio ventaja justo antes del descanso, reflejando lo visto sobre el césped, aunque pudieron aumentarla el propio Miranda y anteriormente Koke, pero sus remates se fueron fuera.

 

Espoleado por el resultado en contra, el Zenit se vino arriba tras el paso por vestuarios. A los diez minutos Courtois tuvo que salvar a su equipo con una mano imposible junto al palo a un remate de cabeza de Kerzhakov. Sin embargo, no pudo hacer nada dos minutos después con un soberbio disparo de Hulk desde la frontal. El brasileño volvía a convertirse en la bestia negra atlética cuatro años después de dejarles fuera de aquella 'Champions', pero afortunadamente esta vez hubo tiempo para la reacción.

 

Reacción que, por cierto, no tardó en llegar. Y lo hizo por casta y garra con denominación de origen de Buenos Aires, la ciudad natal de Simeone. Cuando las cosas se ponen difíciles el equipo toma la identidad clara del argentino. Así llegó apenas seis minutos más tarde el gol de Arda Turan, que metió el balón en la red con un rebote tras un barullo en el área, donde ni Miranda ni él mismo habían acertado con los disparos.

 

Si al gol de Hulk lo había sucedido un tiro al larguero de Kerzhakov que hizo silenciar al Calderón, al de Arda Turan lo sucedieron dos ocasiones de cabeza de Godín, ambas en el área pequeña, pero el uruguayo perdonó la sentencia. Quien no lo hizo fue el recién entrado Leo Baptistao, que aprovechó un pase de Arda Turan para poner tierra de por medio apenas un minuto después de saltar al campo y cerrar la victoria de bienvenida del Atlético a la 'Champions'.