Volkswagen Golf: la referencia se renueva

La referencia de los compactos se renueva para seguir siendo el modelo más equilibrado de la categoría. Las primeras reservas se podrán realizar en los próximos días, aunque las entregas se formalizarán en marzo de 2017.


 

El Golf quiere seguir siendo el mejor. Para mantenerse en lo más alto, el modelo alemán presenta una serie de mejoras en su gama de motores, estética exterior y equipamiento, que se centra en la incorporación de nuevos asistentes de conducción y un renovado sistema de infoentretenimiento.

 

La actualización del exterior es muy leve. Los cambios afectan a los paragolpes, a los pasos de rueda delanteros y a los grupos ópticos delanteros y traseros, que ahora incorporan tecnología LED. Adicionalmente, hay nuevos colores para la carrocería, llantas de aleación y elementos decorativos y tapizados para mejorar el interior.

 

Por lo que respecta a su gama de motores, la oferta incluye ahora un nuevo motor de gasolina 1.5 TSI. Esta motorización de cuatro cilindros y sobrealimentada de 150 CV, ofrece una tecnología ya conocida en la marca que desactiva automáticamente dos de los cuatro cilindros cuando el conductor no demanda potencia. Además, para más adelante, llegará una versión BlueMotion de 131 CV que vendrá a completar la gama.

 

Volkswagen también una de las versiones más deportivas: el GTi, que llegará al mercado con potencias de 230 CV y 245 CV (la más potente se denominará GTI Performance). Además, también se ofrece un cambio automático de doble embrague DSG de 7 velocidades para el motor TDI de 2.0 litros a partir de 150 CV y para todos los TSI de 2,0 litros a partir de 245 CV.

 

En cuanto a equipamiento se refiere, la consola central integra ahora una nueva pantalla de 9,2 pulgadas desde la que se pueden visualizar nuevos servicios en línea y aplicaciones. También cabe destacar la introducción de nuevas ayudas a la conducción, que se componen de un asistente de frenada de emergencia en ciudad para evitar el atropello a peatones y un modo de conducción semiautomática, que funciona hasta 60 km/h y que supone un plus de confort cuando estamos, por ejemplo, en un atasco.