Vodafone culminará en marzo de 2015 una inversión de 84 millones en Castilla y León en dos años

Francisco Román, presidente de Vodafone España, charla con Javier Pérez, director de red de Castilla y León. JUAN POSTIGO

Un 40% de esos 84 millones corresponden al ejercicio del año pasado y el 60% restante desde abril de 2014 hasta el mismo mes de 2015.

Vodafone habrá completado en marzo de 2015 una inversión de 84 millones de euros en Castilla y León durante los dos últimos años, según ha explicado este jueves en Valladolid el presidente de Vodafone España, Francisco Román. De dicha cantidad, cerca de un 40% se ha invertido entre abril de 2013 y marzo de 2014, mientras el otro 60% -un 50 por ciento más que el año anterior, por tanto- se desembolsará hasta abril de 2015.

 

Parte de este importe corresponde a Spring, un programa de inversión especial anunciado por el Grupo Vodafone en otoño del año pasado para impulsar el despliegue de redes de nueva generación y mejorar la experiencia de cliente, con un coste para el conjunto de España de 650 millones de euros.

 

Por lo que se refiere a la cobertura 4G, a lo largo de estas semanas alcanzará a poblaciones importantes por número de habitantes o próximas a las capitales de provincia, mientras que antes del 30 de junio llegará a nueve nuevos municipios de la Comunidad que se añaden a los 15 que ya contaban con esta tecnología, según los datos aportados por Román.

 

De esta forma, el listado de nuevos municipios con servicios 4G es, en Burgos, Medina de Pomar y Valle de Mena; en León, Mansilla de las Mulas, Ponferrada, Santa María del Páramo, Villaquilambre y Villarejo de Orbigo, y en Palencia, Carrión de los Condes y Villamuriel de Cerrato.

 

La cobertura 4G de Vodafone ya había llegado a todas las capitales de provincia de Castilla y León, así como a los municipios de San Andrés del Rabanedo, Valverde de la Virgen y Onzonilla  en León, y Arroyo de la Encomienda, Boecillo y Lagura de Duero en Valladolid. Así, a finales de verano la tecnología 4G estará implantada en 22 municipios de Castilla y León.

 

Además, la multinacional está reforzando actualmente su cobertura con 4G en zonas con alta densidad de tráfico como el Palacio de Congresos de Burgos y la Estación Campo Grande de Valladolid.

 

Para mejorar el servicio, Vodafone cuenta con comenzar a emplear en 2015 frecuencias de onda más bajas, una vez liberados los canales empleados hasta ahora por cadenas de televisión digital terrestre, algo que en Castilla y León se encuentra en fase piloto para evitar que aparezcan interferencias que afecten tanto a la telefonía móvil como a la recepción de televisión, tal como ha puntualizado el director territorial para la zona de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Canarias y Madrid.

 

ADQUISICIÓN DE ONO

 

Esta inversión se verá reforzada, según ha confirmado el presidente de Vodafone España, con la suma de la red de ONO, adquirida por la primera, una vez Bruselas de luz verde a los últimos trámites administrativos, previsiblemente a principios del rey de julio.

 

De esta forma, en lo que se refiere a la banda ancha ultrarrápida fija, Vodafone España ha ampliado su despliegue de fibra óptica en la Castilla y León, de modo que más de 63.600 hogares de Valladolid capital ya pueden contratar estos servicios.

 

Francisco Román, que ha destacado el esfuerzo inversor de su compañía en los últimos años a pesar de la contracción del mercado derivada de la crisis económica, ha subrayado que el desarrollo de estas nuevas vías de comunicación es "fundamental" para una comunidad con las peculiaridades de extensión y dispersión de Castilla y León, ya que si no se adapta a esta nueva realidad sufrirá una "rémora" en su desarrollo.