Voces alrededor de la muralla contra el paro, la precariedad y la pobreza

Numerosos abulenses se sumaron ayer a la "II Marcha alrededor de la Muralla contra el paro, la precariedad y la pobreza", convocada por UGT y CC.OO, y secundada por PSOE, IU, UPyD, y el Movimiento Social de Ávila. Tres kilómetros a pie con varias paradas acompañadas de poesía, manifiestos y música a su término

 

300 abulenses, 500 según la organización, se sumaron en la noche de ayer  a la II Marcha alrededor de la Muralla, convocada por CC.OO y UGT, "contra el paro, la precariedad y la pobreza". Marcha a la que se sumaron miembros de las agrupaciones de IU, PSOE y UPyD y el Movimiento Social de la ciudad.

 

Óscar García, coordinador provincial de CC.OO, explicaba que esta marcha se había convocado desde los sindicatos “porque hay mil razones, hay 17.000 parados en Ávila, que son muchos, muchas familias viviendo en el umbral de la pobreza, mucha usura de los bancos hacia el esfuerzo de los ahorradores y echando a las clases populares a la calle, y mucha mala política de la Troika y del Estado, con reformas laborales injustas que llevan a los trabajadores y a los parados a la marginación y a la precariedad”.

 

Por su parte, Luis Sánchez, coordinador provincial de UGT, hacía un anális de la situación actual, transcurrido un año desde la Primera Marcha: “ha sido un año muy duro en el que hemos tenido que estar mucho en la calle y que además conlleva unos datos aún peores que en 2012, con más parados y menos servicios sociales”. “Hay mil y una razón para estar aquí, para hacer una convocatoria específica para Ávila porque esta ciudad necesita una inciativa concreta, ya que aquí la situación incluso es más grave que en el resto de España. Queremos decirles a las administraciones que estamos hartos, que queremos soluciones, queremos que nos oigan, y que desde luego no hagan dejación de sus funciones, ya que creemos que la clase política ha fallado, no ha estado a la altura de esta crisis, que no ha venido por casualidad. Pedimos dignidad y queremos justicia”, finalizaba.

 

A las 21.30 horas la gente comenzó a concentrarse en el arco de San Vicente, lugar de partida de la marcha, donde antes de su inicio se leyó un manifiesto por el “el bien común” y cuatro poesías sociales: “La Nana de la Cebolla, de Miguel Herández; “No te rindas”, de Mario Benedetti; “Queda Prohibido”, de Pablo Neruda, y “Caminante no hay camino”, de Antonio Machado.

 

Pasadas las 22.00 horas comenzaba la marcha arededor de la Muralla, con una parada en el puente Adaja, donde José María Rebolledo leyó un documento crítico y reivindicativo contra la situación actual del país, prosiguiendo posteriormente hasta el Paseo del Rastro, donde ésta finalizó, sobre las doce de la noche, con una breve intervención de los coordinadores sindicales y un concierto de “Rojo Cancionero” y “Banderas Rotas”, durante el cual se encendieron varias bengalas.