Vitigudino recupera poco a poco la normalidad tras una tragedia inesperada e incomprensible

Los vecinos de la localidad salmantina aún no se explican cómo ha podido ocurrir algo así. Un joven muerto tras caer por el balcón de su casa y su madre, apuñalada.

Vitigudino ha amanecido completamente de luto, y no es para menos. La normalidad trata de instalarse poco a poco en esta localidad salmantina de cerca de 3.000 habitantes ubicada a casi 70 kilómetros de la capital.

 

Los vecinos aún se encuentran consternados por un hecho inesperado y de un calado trágico nunca visto y aún menos probable que ha llenado las páginas de los periódicos, las noticias de los digitales, las radios de voces tristes y las televisiones de imágenes que hubieran preferido no tener que salir a la luz.

 

La muerte del joven al tirarse por el balcón y de su madre apuñalada está siendo investigada por la Guardia Civil con el fin de intentar esclarecer unos hechos confusos pero que parecen tener su origen en una fuerte discusión que se originó en el interior de la vivienda donde tuvo lugar la tragedia.

 

La mujer, de 46 años, M. C. trabajaba como auxiliar en una residencia de mayores de la localidad, y al parecer era la mujer del que fuera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Vitigudino, Juan José Martín, y que dimitió en julio de 2013 por motivos personales.

 

El joven, de 20 años, S. M. C., fue encontrado lleno de sagre en plena calle por vecinos de la localidad que dieron la voz de alarma y avisaron a Guardia Civil y servicios de emergencia. El cuerpo del joven fue levantado por el juez en torno a las 22.00 horas de este 23 de enero y el de su madre solo 80 minutos después de una tragedia que tuvo lugar en torno a las 18.30 horas de este fatídico viernes.

 

Vitigudino poco a poco busca recuperar una normalidad que con el paso de los días llegará pero con una tragedia que siempre quedará en el recuerdo de todos por su magnitud y su incomprensión.

(Foto: J. A. G.)