Villanueva enmarca un posible nuevo ajuste de plantilla y sucursales en Ceiss en la búsqueda de una mayor eficiencia

Asegura desconocer las nuevas exigencias de la UE y espera despejar incógnitas el día 20 cuando se pronuncie el Comisario de Competencia

VALLADOLID, 14 Dic. (EUROPA PRESS)

La Junta de Castilla y León, a través de su consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, ha asegurado no tener noticias aún de un supuesto reajuste de 1.500 trabajadores y 250 sucursales en el Banco Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria (Ceiss) impuesto por la Unión Europea ante su inminente proceso de nacionalización y, en cualquier caso, ha apelado a la prudencia hasta que el Comisario de Competencia se pronuncie al respecto el próximo día 20.

   Tras recordar que el proceso integrador vivido entre Caja España y Caja Duero ya se tradujo en su momento en un "importante ajuste", traducido en la pérdida de 900 empleos y la supresión de oficinas, Villanueva ha insistido en desconocer si la nacionalización de Ceiss exigirá más recortes y ha enmarcado los mismos en "la necesidad de hacer más eficientes este tipo de entidades, que tienen además que centrar su negocio en aquellas áreas donde puedan obtener una mayor rentabilidad".

   De hecho, el político ha reconocido que en España sigue existiendo un número "excesivo" de sucursales, fruto del crecimiento paralelo que se dio entre el sistema bancario y el sector inmobiliario.

   El consejero económico, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha recordado que asuntos de esta importancia y trascendencia para Ceiss y otras entidades quedarán posiblemente desvelados el próximo día 20 de diciembre, una vez que el Comisario Europeo de Competencia, el socialista Joaquín Almunia, comparezca públicamente para informar de los efectos derivados de la aplicación del memorando de entendimiento firmado entre la UE y el Gobierno español para el rescate de su sistema bancario.

   Mientras tanto, Villanueva recuerda que Ceiss sigue trabajando por su "reestructuración" y "capitalización" y, al mismo tiempo, se haya inmerso en sus negociaciones para materializar el proceso integrador con Unicaja. "Habrá que ver si eso se traduce en las exigencias que se están barajando", ha concluido el consejero.