Villalar: para festejar y sobre todo reivindicar

BORIS GARCÍA
Ver album

La Campa de Villalar acoge diferentes reivindicaciones como la de los trabajadores palentinos de Nutrexpa, los Parados en Movimiento de Valladolid o la plataforma 'Este pueblo no se vende'.

Villalar siempre es una buena plaza paa reivindicar. Entre ofrendas florales, encuentro con amigos, bota de vino y pincho de tortilla hay tiempo para alzar la voz y hacerse oír. Quizá este año han sido menos las movilizaciones aunque en la campa se han podido ver pancartas y eslóganes variados.

 

Los trabajadores de la factoría de Nutrexpa en Palencia han decidido trasladar su movilización desde la capital palentina hasta el epicentro de la fiesta del Día de la Comunidad en la localidad de Villalar para protestar por el posible cierre de la fábrica el próximo verano que afectará a unos 70 empleados. Jaime Herrero, responsable del comité de empresa, decía que es la “crónica de una muerte anunciada” y supone la “deslocalización de una empresa viable que da beneficios”, explicaba este trabajador de la planta palentina encargada de elaborar Colacao y los batidos Okey.

 

El Partido Regionalista Castellano escenificaba lo que para ellos es “la muerte del medio rural” con un cortejo fúnebre portando un féretro, en el que colgaban todo tipo de mensajes alusivos a los recortes, especialmente en sanidad y educación; mientras que Parados en Movimiento de Valladolid se hacían escuchar, especialmente cuando el PSOE escenificaba su ofrenda floral a los Comuneros ante el monolito que preside la plaza de Villalar.

 

Adolfo Potente, responsable de la agrupación, recordaba a “los casi seis millones de parados” y decía que este tiene que ser un “día festivo pero especialmente reivindicativo”, antes de “exigir trabajo” y criticar al presidente de la Junta que “no nos ha querido escuchar”. Tampoco faltaron las citas a la controvertida Ley de la Ordenación Territorial. La plataforma ‘Este pueblo no está en venta’ defendía “los derechos de los vecinos que viven en los pueblos” ante lo que consideran “un atropello”.

 

El movimiento popular castellano aglutinaba diferentes reivindicaciones y agrupaciones como la plataforma Antifracking Cronos (Soria-Guadalajara), la coordinadora del 25S, la asamblea de apoyo a los afectados del 2F en Valladolid, Batallón Chavez somos todos y todas, Izquierda Mirandesa, Mujeres Castellanas, Yesca e Izquierda Castellana. Voces, pancartas, cabezudos y hasta un ataúd. Todo ello para hacer de estas tierras, que hace casi quinientos años fueron bañadas de sangre, un lugar de reivindicaciones.