Vicepresidenta del Gobierno catalán quiere que la pregunta de la consulta sume al máximo de fuerzas políticas

Dice que una "lectura amable" de la Constitución permite la consulta


BARCELONA, 27 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta del Gobierno catalán, Joana Ortega (UDC), ha asegurado este viernes que la pregunta de la consulta no debe ser "un corsé" que impida sumar el máximo de fuerzas políticas partidarias del 'derecho a decidir'.

En declaraciones a Cataluña Radio recogidas por Europa Press, ha asegurado que "por encima de todo" está sumar el máximo de adhesiones, y que lo que no debe hacer nunca la pregunta ni el proceso es excluir.

Para Ortega, la pregunta tiene que recoger todas las sensibilidades y ha señalado que hay catalanes que quieren el Estado propio dentro de la UE, otros que quieren mantener la situación actual y otros que quieren un nuevo 'status quo' pero con algún tipo de acuerdo con el Estado, "y las tres son legítimas".

Ortega ha abogado por una consulta en la que "todo el mundo se encuentre y pueda opinar", avanzar paso a paso, que ésta sea posible con el máximo acuerdo con el Estado y que el contenido de la pregunta sea de máximo consenso.

EVITAR EL AVANCE ELECTORAL

La vicepresidenta asegura que debe haber un diálogo constante, pero que esto no significa renunciar a nada, y ha sostenido que una "lectura amable" de la Constitución permite la consulta.

Ha remarcado que la consulta ha de tener una participación tan amplia que haga "incuestionable" su resultado, por lo que ha vuelto a pedir una participación muy alta en el referéndum, y ha sostenido que se tienen que evitar al máximo unas elecciones anticipadas.

DURAN, "GRAN ALIADO"

Ortega ha afirmado que el reciente artículo del líder de UDC, Josep Antoni Duran, no es una divergencia con CDC, sino una reflexión importante, y no se puede "castigar" un texto que fomenta el debate, y ha recordado que desde 1931 el partido defiende el derecho de autodeterminación.

Ha señalado que el dirigente de Unió es un "gran aliado" del proceso y del 'derecho a decidir', y ha remarcado que su artículo no cuestiona nada del programa que comparte con CDC.