Vettel domina en Sakhir y suma su segundo triunfo de la temporada

Alonso terminó octavo tras sufrir problemas en el alerón trasero

El piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull) logró su segunda victoria de la temporada en el Gran Premio de Bahréin, cuarta prueba del Mundial de Fórmula 1, reeditando así su triunfo del pasado año y aumentando su ventaja al frente del Campeonato, mientras que el español Fernando Alonso (Ferrari) terminó octavo.

 

El finlandés Kimi Raikkonen (Lotus) firmó su tercer podio del año al terminar segundo y su compañero de equipo, Romain Grosjean, completó el podio en una carrera muy desgraciada para la escuderia Ferrari, ya que tanto Alonso como Felipe Massa sufrieron problemas en sus monoplazas.

 

Red Bull bordó su estrategia. Vettel, cuarto en la parrilla, forzó mucho de inicio y mantuvo un duelo espectacular con el Ferrari de Fernando Alonso hasta que los problemas aparecieron para la escudería del 'Cavallino Rampante'.

 

El Ferrari, muy fiable todo el fin de semana, sufrió un problema en el alerón trasero el día menos indicado, que afectó al DRS y obligó al asturiano a parar no una sino dos veces. Su objetivo de podio, por tanto, quedó frustrado, dejando vía libre a un Vettel imperial.

 

El alemán aprovechó la ausencia de Alonso presionándole para marcar un ritmo salvaje que le llevó al primer puesto, ya incontestable. Por detrás, la desgracia de Ferrari se cebó también con Felipe Massa. El brasileño pinchó uno de sus neumáticos y también se vio obligado a pasar por 'boxes'.

 

Sin embargo por detrás de Vettel, y obviando la desafortunada jornada de Ferrari, había carrera. El conjunto Lotus demostró su excelente comienzo de campaña y se abonó al podio con Kimi Raikkonen --tercero del año--, segundo, y Romain Grosjean --tercero de su carrera y primero del curso--.

 

El británico Paul Di Resta saboreó durante muchas vueltas el tercer lugar del cajón pero Grosjean voló en las últimas vueltas y Lotus completó una carrera sensacional, apartando a Webber y Hamilton del podio y sólo por detrás de un Vettel que, abonado al triunfo en Sakhir, agranda su diferencia como líder del Mundial.