Vettel da casi el zarpazo definitivo para su cuarto título mundial

Es la victoria número 32 del germano en su historia, con lo que iguala en número de victorias a Fernando Alonso, que quedó segundo.

El piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull) ha vencido el Gran Premio de Italia de Fórmula 1, celebrado estde domingo en el circuito de Monza, por delante del español Fernando Alonso (Ferrari) y del australiano Mark Webber (Red Bull), y, de esta manera, el alemán es aún más líder del Mundial.

 

Con esta victoria, Vettel suma el sexto triunfo del año y el tercero de su carrera en el circuito italiano. Además, es la victoria número 32 del germano en su historia, con lo que iguala en número de victorias a Fernando Alonso. En el Mundial, el teutón suma ya 222 puntos, 53 más de los que tiene en el campeonato el español.

 

Sebastian Vettel confirmó este domingo lo que había pasado durante todo el fin de semana; dominó dos de las tres sesiones libres e hizo la 'pole' siendo el mejor en las tres partes de la clasificación oficial. Con esos presagios, la carrera fue realmente lo esperado: Vettel dominando de principio a fin y sin ninguna opción real de que nadie le alcanzase.

 

Y eso que Alonso lo intentó todo. Su ingeniero de pista, Andrea Stella, le dijo en la vuelta de honor que había "luchado como un león", y es que eso fue lo que hizo el asturiano. Arriesgó en la salida y en el adelantamiento a Webber, y, después de pasar a Massa más fácilmente en la primera variable, se puso segundo cuando solo iban ocho vueltas.

 

En ese momento, la situación de carrera era la esperada por Ferrari: Alonso a la caza de Vettel con toda la carrera por delante. Pero la realidad es que el campeón del mundo en curso jugó con las distancias a su merced y no hubo batalla posible. Alonso no ganó, pero se lleva para casa la entrega del público de Ferrari, que ovacionó al español en el podio en la ya típica invasión de pista de Monza. 

 

El tercero fue Mark Webber; el australiano salió mal y luego estuvo toda la carrera pilotando en un ritmo constante, lo que le valió para adelantar a Massa en 'boxes' y para poner cerco a Alonso en el último tramo de la carrera. Pero la realidad es que Webber no adelantó en la pista a ninguno de los dos Ferrari.

 

De lo que pasó detrás de la lucha por el podio hay que destacar a Nico Hulkenberg, que confirmó que su gran calificación de ayer no fue una sorpresa y acabó en la quinta plaza tras los dos Red Bull y los dos Ferrari.

 

En el lado negativo, los mismos protagonistas de ayer: el británico Lewis Hamilton (Mercedes) y el finlandés Kimi Raikkonen (Lotus). Ambos apostaron por una estrategia diferente, usando el neumático duro al principio y a ambos les salió mal. Hamilton acabó noveno y el finlandés ni siquiera consiguió puntuar.

 

Vettel sale de Italia, de la casa de Ferrari, con la mitad del campeonato en el bolsillo. Tiene dos carreras de ventaja cuando restan siete para el final. La próxima carrera es Singapur, donde el año pasado el alemán empezó la remontada que acabó con la ilusión de Alonso de ser tricampeón del mundo.