Vermaelen se estrena como goleador y le da 3 puntos al Barcelona

El esfuerzo del Málaga se quedó sin premio ante un Barcelona que mejoró, pero al que le sigue faltando gol.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

FC BARCELONA: Claudio Bravo; Sergi Roberto, Mascherano, Vermaelen (Mathieu, min. 89), Jordi Alba; Rakitic (Rafinha, min.63), Sergio Busquets, Iniesta; Messi, Luis Suárez y Neymar (Sandro, min.85).

  

MÁLAGA: Kameni; Rosales, Angeleri, Weligton (Albentosa, min.24), Miguel Torres; Tissone, Amrabat (Charles, min.54), Recio, Horta (Juanpi, min.76), Juan Carlos; Cop.

 

GOL

 

   0-1, min.73: Thomas Vermaelen.

 

ÁRBITRO: Jaime Latre (C. Aragonés). Amonestó a Recio (min.42), Tissone (min.90) y a Miguel Torres (min.92) por parte del Málaga. No hubo amonestados en el FC Barcelona.

 

ESTADIO: Camp Nou. 80.812 espectadores.

El FC Barcelona ha cosechado este sábado su segunda victoria (1-0) de la temporada en su estreno ante su afición en el Camp Nou, en un partido muy disputado ante un Málaga que se vio superado por el vendaval ofensivo de los azulgranas, aunque sólo se vio desatascado por el gol del central belga Thomas Vermaelen en el tramo final.

  

El conjunto de Luis Enrique afrontaba con ganas de revancha la segunda jornada de Liga ante el que fuera su gran escollo la pasada campaña. Con una victoria (0-1) en el Camp Nou y un empate (0-0) en la Rosaleda, el Málaga de Javi Gracia llegaba con las ideas muy claras a un recinto azulgrana prácticamente lleno.

  

El objetivo de los andaluces y de su portero, Carlos Kameni, era volver a dejar la portería a cero, en el que sería el tercer partido entre ambos que el guardameta camerunés terminaría imbatido. Sin embargo, el defensor del título, cuestionado en las últimas semanas tras perder la Supercopa de España ante el Athletic y vencer con sufrimiento precisamente ante los 'leones' en la primera jornada de liga, saltó al césped del Camp Nou convencido de que hoy era el día de mejorar su imagen.

  

Con Neymar de vuelta en el once tras veinte días alejado de los terrenos de juego por paperas, 'Lucho' recuperaba a su tridente demoledor. Y el Camp Nou lo notó. Los andaluces se vieron encerrados en su área apenas minutos después del pitido inicial, cuando Luis Suárez daba el primer aviso con un tanto que fue anulado por falta del uruguayo dentro el área.

  

El asedio de los azulgranas volvió a transformarse en ocasión de gol tras un gran testarazo de Mascherano, que la madera evitó que subiera al marcador. Tocaba y tocaba el Barça, intentando desdibujar la defensa de un gran Málaga, pero el tanto no llegaba. Los andaluces mientras, aguantaban, e incluso se las ingenieron para generar alguna ocasión que otra de peligro en la portería de Claudio Bravo, pero la superioridad de los catalanes era mayúscula.

 

VERMAELEN DA LA VICTORIA

  

Los de 'Lucho' perdonaban y el árbitro pudo obviar dos penaltis en el área de Kameni que bien pudieron haber supuesto el 2-0. Los azulganas se marcharon al descanso con la impotencia de no haber aprovechado las múltiples oportunidades de las que dispusieron y el Málaga aliviado por seguir con la portería a cero.

  

Sin embargo, tras el paso por los vestuarios, de nuevo el vendaval azulgrana pasó por encima de los malagueños. La 'MSN' estaba inspirada y las ocasiones se sucedían. Messi, Suárez y Neymar lo intentaron y mucho, pero Kameni se presentó como un muro difícil de batir.

  

Pero tanto intento tiene su recompensa y esta vez llegó por inmediación de Thomas Vermaelen, que anotó su primer tanto con la camiseta blaugrana. Centro potente de Luis Suárez, que sacó como pudo Kameni, para que el belga rompiera las redes del Málaga y pusiera el ansiado 1-0 en el marcador en el minuto 73.

  

El Barça se hizo con el control de un Málaga que acusó el gol y el cansancio. Los de Javi Gracia, que se dedicaron a jugar a la contra, aún tuvieron la ocasión de empatar en los minutos de descuento, pero Charles falló su oportunidad de oro en el último suspiro. El esfuerzo del Málaga se quedó sin premio ante un Barcelona que mejoró, pero al que le sigue faltando gol.