Veneno, irresponsable, descabellado... respuesta unánime contra la propuesta de Rehn de bajar los sueldos a los españoles

Olli Rehn

Partidos, sindicatos, patronal... unanimidad contra la propuesta de Olli Rehn de respaldar la recomendación del FMI para que se bajen un 10 por ciento los sueldos de los españoles. 

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha rechazado "con toda firmeza" las propuestas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, de bajar un 10 por ciento los salarios en España para generar empleo. "Le pido a Olli Rehn que se olvide de sus recetas, porque han sido nefastas para España", ha dicho Rubalcaba.

 

En una rueda de prensa en la localidad asturiana de Torazo, en el concejo de Cabranes, Rubalcaba ha explicado que los salarios en España "ya se han bajado mucho" gracias a la reforma laboral impulsada por el Gobierno de Mariano Rajoy, que "ha puesto en manos de los empresarios las decisiones salariales de forma unilateral".

 

Rubalcaba, que ha llegado a calificar de "veneno" las fórmulas de Rehn, ha afirmado que rebajar más los sueldos sería "un desastre para el consumo". El líder socialista sostiene que es un "disparate económico" pedir a alguien que cobra 600 euros que se rebaje aún más el sueldo. Las "recetas" de Rehn, a su juicio, han sido hasta el momento "muy malas para España".

 

El diputado nacional del PP en la Región de Murcia, Vicente Martínez-Pujalte, no ve "apropiado" que el artículo de Olli Rehn que aconseja bajar los sueldos un 10% en España porque refleja una opinión "parcial" que, como tal, siembra desconfianza. "Que cada uno opine de lo suyo --ha dicho-- y debería opinar también un poco de la situación europea y de que se hagan bien las cosas en Europa".

 

A veces "hay comentarios que se simplifican y luego tienen un alcance mediático que no se corresponde con la verdad", ha añadido el 'popular', quien ha recordado que en España, desde que entró en el euro, renunció a tener moneda propia, compartiendo una misma moneda con el resto de europeos. "Si tuviéramos la peseta, se hubiera producido un proceso de devaluación del tipo de cambio en los últimos años", añadió.

 

El sindicato UGT ha denunciado que la propuesta del FMI respaldada por el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, de reducir los salarios un 10% en España es "descabellada" y ha apuntado que desde 2010 ya han caído un 6,3% sin haber tenido ningún efecto en el empleo.

 

SINDICATOS Y CEOE, EN LA MISMA LÍNEA

 

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha señalado que, lejos de mejorar la situación laboral, este descenso salarial ha traído una caída del consumo y de la inversión y "ha llevado a las familias una situación de sufrimiento y quiebra por no poder pagar las hipotecas".

 

Además, el sindicato ha estimado que este recorte salarial "agravaría una situación bastante complicada y empobrecería aún más a los ciudadanos condenando a España a la miseria".

 

Asimismo, Ferrer ha criticado que "los comisarios vienen imponiendo desde 2010 unas políticas neoliberales que están fracasando".

 

Por su parte, el vicepresidente primero de la CEOE, Arturo Fernández, ha replicado  a Olli Rehn, que las empresas y los trabajadores han hecho "muchos ajustes" ya y que, ahora que se habla de una posible salida de la recesión, "no es el momento oportuno ni para subir más los impuestos ni tampoco de bajar los sueldos".

 

Además, Fernández ha reclamado que deben ser los empresarios y los trabajadores los que tienen que resolver qué hacer con los salarios dependiendo de la marcha de las empresas. "No nos lo tiene que decir precisamente Bruselas, lo que tienen que hacer ellos es contener sus salarios, que creo que van al alza", ha llegado a decir.



 




 

Noticias relacionadas