Vega Sicilia une por primera vez en años a la familia Álvarez y abordará en junta el reparto de dividendos

TRIBUNA

Los accionistas abordarán esta decisión en la junta que tendrá lugar el próximo 27 de junio en primera convocatoria o al siguiente día hábil, 30 de junio, en segunda.

El Enebro, la sociedad patrimonial de la familia Álvarez, a su vez titular de Bodegas Vega Sicilia y Valles de Esla, estudiará en su próxima junta de accionistas la posibilidad de repartir dividendos con cargo a reservas voluntarias.

 

En concreto, los accionistas abordarán esta decisión en la junta que tendrá lugar el próximo 27 de junio en primera convocatoria o al siguiente día hábil, 30 de junio, en segunda, después de que Eulen y El Enebro se hayan puesto de acuerdo en debatir la conveniencia o no de distribuir una renumeración a los accionistas, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la compañía.

 

Esta decisión da una tregua en la 'guerra' interna que mantiene desde unos años la familia Álvarez, que por primera vez en mucho tiempo adopta una postura común en El Enebro, en la que los hijos 'díscolos' del presidente de Eulen, David Alvarez, cinco de los siete que tiene, controlan el 70% del capital, mientras que el 30% restante sigue en manos de su padre y sus otros dos hijos, María José y Jesús David.

 

El posible reparto de dividendos en El Enebro, en caso de aprobarse, coincide con el 150 aniversario de la bodega Vega Sicilia, que ha destinado 800.000 euros a reorganizar su estructura con una nueva marca e identidad corporativa, que bajo el nombre 'Tempos Vega Sicilia' identificará a todos los vinos del grupo.

 

El objetivo de la bodega, que no descarta futuras adquisiciones en Estados Unidos y Francia, es reorganizar y ordenar el grupo manteniendo la misma filosofía bajo una nueva identidad tras el crecimiento y la expansión internacional de la compañía, con la incorporación de nuevas bodegas.

 

La petición de dividendos se ha introducido como punto adicional en el orden del día de la junta de accionistas, que abordará además las cuentas anuales del ejercicio 2013 y la gestión del órgano de administración, así como la renovación o sustitución de auditores, tanto de la empresa individual como del grupo consolidado.

 

La junta de El Enebro se celebrará después de que tenga lugar la de Eulen, en la que los cinco hijos 'rebeldes' de Alvarez solicitarán el nombramiento de un consejero delegado independiente como elemento de profesionalización de la empresa, así como la implantación del consejo de administración con la incorporación de terceros independientes y la eventual salida al Mercado Alternativo Bursátil (MAB).