Valladolid acoge una muestra única nunca vista en España de un centenar de obras de los progresistas de Colonia

Exposición sobre los progresistas de Colonia
Gerd Sander espera que el público encuentre lo que querían transmitir los artistas, que quisieron unir política y arte


VALLADOLID, 30 (EUROPA PRESS)

La Sala Municipal de Exposiciones del Museo de Pasión de Valladolid acoge hasta el 20 de enero, por primera vez en España, una muestra única con más de un centenar de obras de los Progresistas de Colonia, una asociación de artistas que existió entre 1920 y 1933, años de agitación política y social, entre las dos guerras mundiales, y que en Alemania coincidió con la transición radical del país de una sociedad predominantemente agraria a un Estado-nación moderno.

Los miembros más destacados de este movimiento de vanguardia fueron Gerd Arntz (1900-1988), Heinrich Hoerle (1895-1936) y Franz Wilhelm Seiwert (1894-1933). También estuvieron entre ellos Gottfried Brockmann, Heinrich Maria Davringhausen, Otto Freundlich, Hannes M. Flach, Hegemann Martha Angelika Hoerle y Räderscheidt Anton y otros artistas presentes en esta exposición. Amistosamente estaban también unidos a ellos August Sander (1876-1971) y Raoul Hausmann (1886-1971), entre otros.

A la inauguración de la exposición han acudido el alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva; la concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, y el coleccionista, comisario de la exposición y fotógrafo Gerd Sander.

Precisamente el coleccionista, que ha prestado las obras para la muestra, ha recordado que desde pequeño --nació en 1940-- estuvo rodeado de estas obras y ha asegurado que nunca se han visto de esta forma y todas reunidas, por lo que espera que acuda mucha gente a verlas.

Sander ha recomendado a los visitantes que sigan el mismo consejo que él obtuvo de su abuelo: "ver, observar y pensar". Así, espera que contemplen las obras y vean la época concreta que vivieron los artistas, sus ideas, y espera que así encuentren lo que quieren transmitir.

El comisario de la muestra ha destacado el hecho de que en el periodo nazi se destruyeron muchas obras, otras se escondieron, y en los últimos diez años se han descubierto muchas de ellas y los expertos tratan de sacarlas a la calle.

El alcalde de Valladolid ha destacado que estos artistas "querían ser artistas políticos y unir la política y el arte", creían en la necesidad de volver a plasmar en sus obras temas como la revolución, los acontecimientos sociales y políticos, o el hombre y su posición en la sociedad.

"LUJO ARTÍSTICO"

León de la Riva considera que los vallisoletanos deben sentirse "orgullosos" de ser el primer lugar en España y de los primeros en el mundo donde se pueden contemplar esta obra, un "lujo artístico" gracias a Gerd Sander.

La unión de los Progresistas posiblemente se deba ver como un refugio de los artistas que permanecían en Renania en tiempos de la República de Weimar, pues otros, como Max Ernst, habían abandonado Colonia, o mejor dicho Alemania, ya a principios de los años 1920 en dirección a París. También Otto Freundlich, que se desenvolvía artísticamente en Colonia desde 1914 ya había decidido en este momento su marcha. Después de varias estancias en aquella ciudad, Freundlich se trasladó definitivamente a París en 1925.

Estos artistas decían que las cifras son menos y los individuos más. Tomaban formas esquemáticas y lineales en sus obras, utilizando figuras de trabajadores de la fábrica o de agricultores.

Además de la pintura, la obra gráfica era fundamental en sus creaciones introduciendo el elemento geométrico en sus obras, si bien no adoptaron las abstracciones geométricas severas de sus homólogos soviéticos. Pero no puede negarse una fuerte influencia artística de la Nueva Objetividad y del Constructivismo, -sin abandonar el realismo figurativo- asi como de artistas como László Moholy-Nagy, Fernand Léger y Theo van Doesburg.

Entre 1929 a 1933, el grupo publicó una revista teórica titulada A bis Z, donde los escritos y obras de arte de los miembros del grupo, y sus asociados fueron publicados.

Los progresistas pretendían también mostrar, a través del análisis y la investigación, cómo las divisiones de clase se impusieron sobre la humanidad. Uno de los progresistas que destacaron en este tipo de didáctica minimalista fue Gerd Arntz,- presente en la exposición- cuyas obras llegarían a influir en el diseño internacional de nuestros días.

SISTEMA PROPIO

Gerd Arntz colaboró con el marxista vienés Otto Neurath, científico social en la creación, en lo que llamaron el Sistema Internacional de Educación tipográfico imagen o isotipo. La idea era dotar a la clase obrera de un lenguaje visual universal de símbolos y pictogramas que les ayudara a comprender ideas complejas relativas a la política, la economía, la industria y la sociedad en general.

Neurath Arntz fue contratado como diseñador para el proyecto Isotipo en 1928, y en los últimos años el artista diseñó unos 4000 pictogramas. El Isotipo se basaba en una visión radical política, el concepto mismo de las señales de tráfico y otros pictogramas gubernamentales que hoy en día vemos en todas partes.

Los progresistas, por tanto, desarrollaron también un nuevo lenguaje visual que se vio interrumpido por la llegada de los nazis, que calificó su arte como "degenerado" y les prohibió producir o exhibir sus obras. Franz W. Seiwert murió en Colonia en 1933 de quemaduras por radiación que sufrió cuando era niño, justo antes de que los nazis lo atraparan.

Gerd Arntz se vio obligado a exiliarse en Holanda en 1934, -donde vivo y trabajó hasta su muerte en 1988- como consecuencia de la represión nazi contra las artes. En 1936 Heinrich Hoerle murió en Colonia de la tuberculosis, que había matado antes a su padre, hermana y primera esposa, Angelika. Sander nunca salió de Alemania. En 1936, los nazis tomaron y destruyeron las placas de impresión de su famoso e histórico libro de fotos. Murió en Colonia en 1964.

El fotógrafo August Sander se sintió desde el principio atraído por el Grupo, uniéndose a él a principios de 1920. Sus fotos fueron publicadas a menudo en la revista A bis Z, y su método de fotografiar a los alemanes según su lugar en la jerarquía de la sociedad --revelando las tensiones sociales y las relaciones de clase-- estaba en armonía con la visión política y la estética de los Progresistas. Sander fotografió a la mayoría de los miembros del grupo progresista.

El estudio de Sander de Colonia fue un lugar de encuentro para estos jóvenes artistas. Un lugar donde se enzarzaban en acalorados debates sobre cuestiones sociales y estéticas contemporáneas.

Sólo en el año de 1975, el grupo de los Artistas Progresistas de Colonia iba a obtener atención nuevamente: Wulf Herzogenrath mostró en este año en el Kunstverein de Colonia la exposición 'Vom Dadamax zum Grüngürtel' (Desde Max Dada al Cinturón Verde).

Le siguió en el año 2000 la exposición 'Zeitgenossen. August Sander und die Kunstszene der 20er Jahre im Rheinland' (Contemporáneos. August Sander y el mundo artistico de los años 20 en Renania) y, en 2008, finalmente, tuvo lugar en el Museo Ludwig 'Köln progressiv 1920-33. seiwert - hoerle - arntz' (colonia progresista).