Valín defiende que las presas evitaron las inundaciones durante las crecidas de los ríos

La Comisión de Desembalse de la CHD aprueba los volúmenes mínimos de reserva para el final de la campaña.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), José Valín, ha informado este lunes que el caudal desembolsado durante las crecidas de los ríos fue "menor que la punta de incremento del caudal, por lo que las presas evitaron las inundaciones.


Así lo ha explicado Valín durante la reunión del Comité Permanente de la Comisión de Desembalse donde se han planteado los caudales a desembolsar hasta el 30 de septiembre partiendo de una situación actual del 90 por ciento de llenado, lo que permitirá una campaña normal de riego.

Durante el encuentro, Valín ha aseverado que las presas evitaron "en gran medida" las inundaciones, ya que de no haber existido el caudal circulante aguas abajo hubiera sido cuatro veces más en el río Riaza--embalse de Linares de Arroyo-- y siete veces en el Alto Duero--embalse de Cuerda del Pozo.

En el resto de las presas no fue necesarios "sobrepasar el caudal previsto de desembalse" y Valín ha tachado de "muy positiva" la regulación de las avenidas en los cauces principales, aunque los problemas se produjeron en los ríos sin regular, en decir, Arlanza, Ucero y Cega-Pirón.

Sobre los caudales a desemabalsar hasta el día 30 de septiembre, en la Comisión se ha acordado finalizar la campaña de riego con un nivel medio de llenado de los embalses de la CHD cercano al 30 por ciento de la capaciad (800 hectómetros

Por otro lado, los representantes de Ferduero y otros regantes han planteado la posibilidad de poder regar en octubre, aunque manteniendo los volúmenes de embalse previstos por la Confederación para final de la campaña.