Valeriano Gómez cree que la corrupción del PP afecta a la cúpula del partido y los ERE son una "ausencia de control"

EL portavoz del PSOE en la Comisión de Economía del Congreso, Valeriano Gómez, ha dicho este jueves que el problema de corrupción del PP que ha estallado con el caso Gürtel y con la supuesta financiación en B del extesorero del partido popular, Luis Bárcenas, "es un fenómeno de corrupción que afecta decisivamente a la cúpula del partido", y que por otra parte, el caso de los ERE fraudulentos de Andalucía es un asunto "gravísimo" como consecuencia de una "ausencia de control suficiente y necesaria en el manejo de los fondos públicos".

En una entrevista en TVE recogida por Europa Press, el parlamentario socialista ha manifestado que procura tener una mirada "no demasiado partidista" de los hechos, pero que en el caso del PP, ni el Gobierno, ni el partido han dado explicaciones suficientes sobre la supuesta financiación irregular en Génova 13, y no como el Gobierno andaluz que denunció los hechos.


En este sentido, Gómez ha querido matizar que la supuesta contabilidad B del PP no está muy lejana a un uso indebido de dinero público como en Andalucía, ya que si se confirma que las empresas que obtenían contratos públicos eran las que financiaban al Partido Popular, "no queda demasiado lejos".

En el caso de los ERE de Andalucía hay que diferenciar entre la ausencia de "control suficiente" y los posibles delitos por parte de responsables públicos en cada momento.

De esta manera, ha defendido la inocencia de la exministra de Fomento, y exconsejera de Economía y Hacienda en el parlamento andaluz, Magdalena Álvarez, a la que la juez Mercedes Alaya imputó el pasado martes, y ha dicho que el auto "le parece insuficiente".

A su juicio, "el auto da la sensación de que no está lo suficientemente bien fundamentado" ya que no aparece cúal es su acusación, ni cuáles son los hechos que podrían incurrir en un delito, y esto "no suele ser habitual", ha apuntado.

Por último, el portavoz de la comisión de Economía en el Congreso ha manifestado que no cree que exista una causa general abierta contra el PSOE, pero ha matizado que en el caso andaluz "hay muchos más imputados, y muchas personas en prisión".

Hay que exigir responsabilidades a los "auténticamente responsables" para que la sociedad tenga la convicción de que no es posible utilizar los fondos públicos "con tanta alegría".