Valentí Puig carga contra la "literatura de Twitter" por considerar que castra las posibilidades de riqueza del lenguaje

El escritor Valentí Puig
Publica un compendio de sus cuentos con tres relatos inéditos en catalán
Publica un compendio de sus cuentos con tres relatos inéditos en catalán

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

El escritor Valentí Puig ha cargado contra la "literatura de Twitter", que a su juicio castra las posibilidades de riqueza del lenguaje al exigir explicarse en 140 caracteres. Así lo ha afirmado este martes en rueda de prensa en Barcelona, durante la presentación de 'Tot contat' (Proa), sus cuentos, con tres relatos inéditos en catalán.

Este compendio del autor mallorquín, con una continuidad temática, recoge el conjunto de relatos publicados por el autor en los libros 'Dones que fumen' (1983) y 'Maniobres privades' (1999), a los que se ha añadido 'El gat que mirava passar vídues' --del volumen 'Domèstic i salvatges'--, 'El bacteri de l'amor', 'Interessos i passions', 'Alegries del congrés' y 'Fill de tots' --publicado en 'Granta'--.

Puig ha explicado que al poner en un compendio estos cuentos ha encontrado una cierta continuidad temática que le ha sorprendido, con algunos temas como la corrupción y el terrorismo, que en muchos casos se han visto superados por la realidad y que en otros han sido "premonitorios" del presente.

Estos cuentos suceden en Mallorca, en África, en Barcelona y también en mundos de ficción, y se adentran en la personalidad y en los conflictos humanos.

El autor, que mira el compendio "como un padre que está contento con todos sus hijos", ha defendido este género al permitirle construir personajes, escribir con un lenguaje intenso y adoptar cierta distancia.

"RUPTURA DE PUENTES"

Puig ha asegurado que se da una "ruptura de los puentes culturales" entre los autores catalanes y los castellanos, ya que antes los autores catalanes en seguida eran traducidos, y ahora se da una falta de interconexión cultural y una pérdida del iberismo, ha dicho.

Puig ha citado las relaciones entre Unamuno y Maragall; Narcís Oller y Emilia Pardo Bazán; Pío Baroja y Ortega y Gasset, una "fluidez", que ahora no se da más allá de las relaciones personales entre autores.

Asimismo, el autor ha criticado que actualmente se vive una etapa de "bajo tono e hipotensión de la exigencia cultural", que es más bien reducida.

Con esto, ha sugerido que la literatura puede estar avanzando hacia la "reactualización" de los patrones del siglo XIX, como los libros de Jonhatan Franzen, que vuelven a formas de hacer de Balzac y Tolstoi.

"Hay una caída en picado de la literatura postmoderna muy artificiosa y sin mucha psicología ni naturaleza", ha dicho Puig subrayando que se han sucedido muchas décadas de novela experimental, y que mucha gente quiere volver a leer novelas como las del siglo XIX.

Puig, también ensayista, trabaja actualmente en 'Los años irresponsables' --que saldrá en marzo con Península-- y que recuperando el valor del ahorro, remarca la culpa colectiva, institucional, moral y política de la crisis, y que versa también sobre el futuro de la literatura.