Valderas critica que el impuesto tipo cero a los bancos es "un nuevo ataque" para Andalucía que restará 300 millones

Diego Valderas y Alberto Garzón
Recrimina que Montoro "una vez más mete la mano en la cartera de Andalucía para no pagarle"


CÓRDOBA, 1 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, cree que la decisión del Ministerio de Hacienda de crear un impuesto estatal sobre depósitos de clientes en entidades de crédito a tipo cero es "un nuevo ataque" para la región andaluza, dado que, según calcula, restará 300 millones de euros.

Así lo ha destacado en una rueda de prensa en Córdoba, junto con el portavoz de IU en la comisión de Economía del Congreso, el diputado malagueño Alberto Garzón, y otros dirigentes de IU, en relación a este impuesto que en la práctica evita que las comunidades autónomas como Andalucía, que ahora lo aplican, puedan seguir haciéndolo.

Como explica Valderas, los 300 millones de euros que se restarán "significan muchos jornales y empleos en el medio rural", concretamente "estamos hablando de casi dos planes de fomento del empleo agrario en Andalucía".

Ante ello, "a la gente hay que traducirle las cuestiones, no por números, sino por lo que representan los números" y estos números, como sostiene Valderas, "daban para hacer colegios, centros hospitalarios o atender la prioridad del empleo y la lucha contra la pobreza".

De este modo, el vicepresidente de la Junta recrimina que "una vez más, Montoro mete la mano en la cartera de Andalucía para no pagarle a Andalucía, así de claro".

Mientras, Garzón considera que es "una manifestación más de que es un gobierno vasallo del sistema financiero y de la Troika, en un momento en el que los bancos se han visto que de repente se les podía poner un nuevo impuesto para recaudar y poder favorecer políticas sociales", y sin embargo, agrega, "el sistema financiero y la Troika la han dado un toque de atención a su siervo, el señor Rajoy, y éste ha actuado en correspondencia poniendo el impuesto a tasa cero, para que el sistema financiero siga sin perder en esta crisis y siga perdiendo la ciudadanía".