Urkullu tendrá una comunicación "personal" y "discreta" con Rajoy sobre paz y presos de ETA

Mariano Rajoy e Iñigo Urkullu
Subraya las diferencias entre Euskadi y Cataluña, pero asegura que ambas piden a PP y PSOE que atiendan sus "hechos nacionales"


MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado este miércoles que tendrá un canal de comunicación "personal" y "discreto" con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, para avanzar en la gestión del fin del terrorismo y sobre lo que a su juicio engloba el proceso "de paz y normalización" que debe afrontar el País Vasco: las víctimas del terrorismo, las víctimas de abusos policiales, la "revisión crítica" del pasado y la política penitenciaria. "Podemos avanzar y tenemos que hacerlo", ha dicho.

"Creo que eso tiene que ser la relación entre el presidente del Gobierno y el lehendakari y tiene que estar sometido a un ámbito de discreción absoluta porque solo así va a ser fructífero el trabajo", ha declarado el presidente del Gobierno vasco en una rueda de prensa tras mantener una reunión de casi tres horas con Rajoy en el Palacio de la Moncloa.

Urkullu, que ha calificado de "respetuosa" y "fructífera" esta entrevista, ha cumplido con lo discreción que pide y no ha explicado cuáles han sido las respuestas del presidente. El encuentro ha dado para tratar muchos asuntos, ha dicho Urkullu, empezando por la grave situación económica, prioridad para ambas administraciones. "Compartimos la necesidad de reactivar la economía de crear empleo", ha dicho.

A continuación, el dirigente vasco ha pedido a Rajoy trabajar para lograr "avances" en lo que ha insistido en denominar como proceso de "paz y normalización". "No soy partidario de las prisas, pero no nos podemos permitir pausas. Tenemos que ir tejiendo complicidades para avanzar", ha dicho, para transmitirle en este punto a Rajoy la "importancia" de que el PP vasco se implique "de forma activa" en la comisión del Parlamento vasco sobre esta cuestión, puesto que en ella están "todas las sensibilidades políticas".

Iñigo Urkullu ha reiterado que quien más pasos tienen que dar son los herederos de Herri Batasuna y la organización terrorista ETA, reconociendo "el daño causado", pero ha asegurado que existe además un "escenario enorme" para "trabajar en la convivencia normalizada" que necesita Euskadi. Lograr que quienes están ideológicamente opuestos puedan "compartir espacios", como el Parlamento vasco. "Es el ejercicio que entre todos tenemos que hacer y al que apelo", ha añadido.

DEFENSA DE JONAN FERNÁNDEZ

En este punto, y preguntado al respecto, el 'lehendakari' ha defendido el nombramiento de Jonan Fernández como secretario general de Paz y Convivencia, decisión muy criticada sobre todo por las víctimas de ETA. Y lo ha defendido por su "trayectoria vital" desde que fuera concejal de HB en los años 80 hasta este año 2013. "Pediría a los prescriptores de opinión que sean honestos y hagan recorrido de la trayectoria vital de cada uno", ha señalado, para advertir de que él podría "decir cosas" que no quiere sobre otras personas revisando también su andadura. "¿Qué preferimos, que todos sigan siendo de HB? Porque hay otros que fueron algo más que de HB", ha añadido.

El 'lehendakari' ha pedido especialmente a las víctimas del terrorismo que aprecien la "estructura" al completo de la secretaría general que dirigirá Fernández, porque del diálogo y atención a ellas se encargará quien lo ha hecho en las legislaturas anteriores, Txema Urkijo. "Pido encarcidamente que se analice el momento, la estructura, las personas y el recorrido vital de cada una de las personas", ha reiterado.

GESTOS DE ETA

En paralelo a ese trabajo de tejer complicidades, el 'lehendakari' ha reconocido la importancia de que ETA haga "gestos" que faciliten los pasos de "otros". Pasos por ejemplo con los presos de ETA. El 'lehendakari' ha repasado básicamente sus planteamientos, ya conocidos, y no ha ido más allá preguntado por el contenido de su charla con Rajoy, cuál es la opinión del presidente.

"Creo que tenemos claro cuál es la agenda, el tiempo que cada uno tiene que ir gestionando y tomando la referencia de que ETA tiene que hacer gestos. No podemos quedarnos solamente en el gesto, importante, básico, esencial, del cese de la acción armada del 20 de octubre de 2011. Tiene que hacer gestos que pueda provocar también los pasos que otros puedan dar. Pero esto debe quedar en el marco de la discreción", ha reiterado.

PP, PSOE Y LOS HECHOS NACIONALES

Urkullu ha sido preguntado también por los paralelismos entre Euskadi y Cataluña en lo referente a las aspiraciones de independencia de sus respectivos gobiernos. El 'lehendakari' ha explicado las diferencias que existen entre ambas comunidades, pero ha asegurado que ambas también lanzan un mismo mensaje a PP y PSOE: "Que entiendan que no pueden construir un Estado llamado plurinacional no tomando en consideración los hechos nacionales".

A partir de ahí, el dirigente vasco ha precisado algunas de las diferencias entre ambos casos, como los derechos históricos forales, amparados en la Constitución, o el hecho de que quienes se sienten "pueblo vasco" están repartidos en dos "realidades institucionales": la Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad Foral de Navarra, una separación contra la que seguirá trabajando "desde el respeto a lo que cada una de las dos comunidades decida".

PRÓXIMA REUNIÓN DE LA COMISIÓN MIXTA

Urkullu ha defendido también hoy ante Rajoy el autogobierno, agredido ha dicho por la imposición del déficit público, la ley de educación o las normas sobre gestión sanitaria. Ha pedido por ello respeto a la "especificidad" vasca y negociación bilateral.

Al respecto, ha asegurado que los dos gobiernos han acordado activar la comisión mixta que comparten el Estado y la Comunidad Autónoma vasca para impulsar asuntos pendientes. "He encontrado receptividad y espero que se activen los grupos de trabajo correspondientes de manera inmediata", ha dicho.

En este contexto es donde se negociará la revisión del Concierto económico y del llamado cupo vasco; también las transferencias pendientes, una relación de competencias que Urkullu le ha entregado a Rajoy y de las que le ha señalado las más importantes "a la luz de 2013". La comisión mixta podrá servir también para que Euskadi plantee la flexibilización del déficit público del 0,7 por ciento que debe cumplir este año y que, según el Gobierno vasco, puede ser objeto de negociación "bilateral".

Por último, Urkullu ha asegurado que también ha repasado con Rajoy su "reflexión" sobre un nuevo modelo de Estado. "Aspiro a que en estos cuatro años podamos consturir un acuerdo en la Comunidad Autónoma Vasca entre las distintas sensibilidades políticas", ha resumido.