Urdangarin seguirá este domingo con el interrogatorio exhaustivo

El duque de Palma ha sido interrogado durante nueve horas y media
El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, volverá este domingo a las 9.30 horas para continuar su declaración, en calidad de imputado, ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro, quien aún no ha finalizado su interrogatorio, que se ha prolongado durante nueve horas y media.

Así, el marido de la Infanta Cristina ha abandonado con semblante serio a las 21.20 horas los Juzgados de Palma. El yerno del Rey ha salido de los Juzgados sin hacer declaraciones y, nuevamente, ha subido a pie, junto su abogado, Mario Pascual, la cuesta de algo más de 30 metros hasta llegar a la verja del edificio, donde le esperaba su vehículo, un Opel Zafira, de color azul, para trasladarlo al Palacio de Marivent, donde le espera la Infanta Cristina, quien este viernes se trasladó con él a la capital balear.

Pese a que el yerno del Rey concluyó el interrogatorio de este sábado a las 20.00 horas, no abandonó el edificio judicial hasta las 21.20 horas, debido a que tuvo que leer su declaración y proceder a firmarla. De este modo, Urdangarin abandonó los Juzgados hora y media después de que lo hiciera el juez Castro y los fiscales Anticorrupción.

La declaración de este domingo, a partir de las 09.30 horas no será la última del Duque de Palma, dado que el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha avanzado a Urdangarin que volverá a citarle a declarar más adelante tras su interrogatorio de este fin de semana, a la espera de recabar nuevos datos en torno a las presuntas irregularidades cometidas a través del Instituto Nóos cuando éste estaba presidido por el marido de la Infanta Cristina (2004-2006), según han señalado fuentes jurídicas a Europa Press.

Sin embargo, su nueva comparecencia no sólo podría deberse a la aparición de nuevas pruebas sino también ante la posibilidad de que su exsocio al frente de Nóos, Diego Torres, solicite en cualquier momento declarar de forma voluntaria, tal y como permite la Ley, que establece además que pueda acordarse un careo en caso de que se produjesen declaraciones contradictorias por parte de ambos.