Urdangarin niega que presionase a Ballester para que le pagase 400.000 euros

El duque ha manifestado que por su parte no había intención de acabar con esa relación
El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha negado ante el juez José Castro que en 2007 presionase al exdirector general de Deportes del Govern balear, José Luis 'Pepote' Ballester, para que éste le abonase cantidades pendientes por el segundo foro sobre turismo y deporte que el Instituto Nóos organizó en Palma un año antes, en contra de la versión que ofreció el exalto cargo de Jaume Matas cuando fue interrogado por el instructor del caso Palma Arena.

En la segunda sesión de su comparecencia como imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, el marido de la Infanta Cristina ha admitido que llamó a 'Pepote' por este asunto, si bien no para exigirle el pago de 400.000 euros que quedaban pendientes por este segundo foro, puesto que entonces él ya no presidía Nóos, sino para mediar entre su exsocio al frente del Instituto, Diego Torres, y Ballester con el objetivo de facilitar que el Govern pagase a la entidad, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press.

A pesar de que el medallista olímpico aseguró que el duque le llamó para reclamarle el dinero, a raíz de lo cual rompieron la amistad que mantenían desde el año 1985, el duque ha manifestado que por su parte no había intención de acabar con esa relación sino que, más al contrario, posteriormente intentó de nuevo retomar el contacto con Ballester sin obtener respuesta alguna.

Por su parte, 'Pepote afirmó que incluso Matas le dijo "déjalo estar y paga" para que abonase a Urdangarin las cantidades que éste exigía y que, tal y como justificó, no habían sido pagadas debido a que Nóos no había realizado todos los servicios comprometidos.

Es más, el encausado aseveró que había recibido la orden del expresidente balear de que "a todo lo que viniese de Urdangarin le diese el visto bueno", una instrucción que recibía del expresidente cada vez que el duque de Palma hacía una propuesta al gabinete autonómico. Sobre el pago pendiente, ha manifestado que nunca se negó a abonar "ningún resto" al esposo de la Infanta, si bien puntualizó que su pretensión era requerirle que terminara los trabajos pactados respecto al segundo foro.