Urdangarin dice que desconocía las facturas porque Torres era el encargado de los contratos

Ha manifestado que con Matas llegó a jugar al pádel en la residencia de los Reyes en Mallorca

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha asegurado que él desconoce los aspectos que rodeaban a las facturas que se le han ido exhibiendo durante su comparecencia ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro, debido a que era su exsocio en el Instituto Nóos, Diego Torres, quien se encargaba de adoptar resoluciones en materia de contratación, de forma que se ha desvinculado de cualquier responsabilidad en esta cuestión.

Además, a lo largo de un minucioso interrogatorio en el que el marido de la Infanta Cristina está respondiendo tranquilo a las preguntas, ha reconocido que se reunió en el Palacio de Marivent, en 2003, con el expresidente del Govern balear, Jaume Matas, y el exdirector general de Deportes José Luis 'Pepote' Ballester, a fin de negociar la posibilidad de que el Ejecutivo autonómico patrocinase el equipo ciclista Banesto, que tras esta operación adoptaría el nombre Illes Balears-Banesto.

Y es que respecto a sus contactos con Matas, ha manifestado que con él llegó a jugar al pádel en la residencia de los Reyes en Mallorca, según han señalado a Europa Press fuentes presenciales en la declaración, en la que el imputado ha descargado responsabilidades en torno a las decisiones adoptadas en el Instituto Nóos en su exsocio Diego Torres, al defender que él no adoptaba resoluciones en materia de contratación.

Las primeras dos horas de la declaración, que arrancó a las 9.10 horas mientras que en torno a las dos de la tarde el marido de la Infanta Cristina abandonaba las dependencias judiciales en medio de una gran expectación y ante los gritos y abucheos de los manifestantes congregados, se centraron en la estructura de Nóos y la vinculación de Urdangarin en las mercantiles a través de las que presuntamente ambos socios desviaron los fondos percibidos por Nóos.

Tras un receso, el interrogatorio giró hacia las cuestiones penales investigadas en la pieza 25 del caso Palma Arena, y en concreto acerca del patrocinio del equipo Banesto. En este sentido, los investigadores apuntan a que el Duque de Palma exigió 300.000 euros al Govern tras proponer a Matas que la administración patrocinase el equipo deportivo.

Al respecto también fue interrogado la pasada semana el exgente del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), Juan Carlos Alía, quien afirmó que todo lo vinculado al Illes Balears procedía de Matas, puesto que "era un proyecto personal suyo". Según dijo, cuando Ballester le transmitió que el Ibatur debía participar económicamente en la promoción del equipo ciclista Illes Balears-Banesto en favor de Nóos Consultoría Estratégica, le pareció que la decisión de adjudicar este contrato de patrocinio a la entidad privada ya estaba tomada de antemano.

Sin embargo, aseguró no haber sospechado en su día de que hubiese algo ilícito o ilegal en este contrato para la elaboración de material publicitario del equipo sin que mediase concurso alguno.

El propio 'Pepote' recordó ante el juez que las veces que en 2003 se reunió con Urdangarin los encuentros se producían en el Palacio de Marivent -donde se abordaban asuntos de índole laboral-, además de en casa de Ballester, en el Club Náutico y "en algún barco".