Urdangarín descarta divorciarse de la Infanta Cristina

Pascual Vives no ha querido desvelar en qué lugar se reunió este fin de semana con el Duque

El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha defendido que el Duque de Palma pagó "muchísimos impuestos" por sus actividades a través de su empresa Aizoon, de la que es copropietaria su esposa, la Infanta Cristina. Asimismo, ha descartado un posible divorcio.

"Se han pagado muchísimos impuestos, mucho IVA. Si eran los correctos o no, la Agencia Tributaria lo valorará y considerará", ha afirmado este lunes el abogado en declaraciones a los medios a las puertas de su despacho en Barcelona.

Lo ha dicho después de que el Duque, que ya ha vuelto a Washington, se haya reunido con él desde este viernes y durante el fin de semana en Barcelona para "trabajar de sol a sol" y preparar su declaración como imputado el sábado 25 de febrero en los juzgados de Palma.

Pascual Vives no ha querido desvelar en qué lugar se reunió este fin de semana con el Duque, y lo ha justificado con que "lo que necesita él es discreción. Trabajar con calma y cierta tranquilidad".

En esta reunión, entre otros temas, trataron las gestiones del Duque sobre el proyecto (finalmente frustrado) de los Juegos Europeos 2010 para la Comunidad Valenciana.

Según ha publicado El País, el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, se sitió puenteado por el Duque que gestionó con el presidente del Comité Olímpico Europeo, Mario Pescante, este proyecto como uno más de sus negocios, algo sobre lo que, según su abogado, Urdangarin tiene "su versión".

Al preguntásele si el Duque a su llegada a Barcelona gozó de privilegios para esquivar a los medios y si lo recogió un coche a pie del avión, el abogado ha dicho desconocer cómo llegó a la ciudad.

Volverrán a reunirse antes de declarar
La reunión volverá a repetirse antes de que Urdangarin deba declarar ante el juez, aunque ha asegurado que no han concretado una fecha porque el Duque tiene "una agenda cargada de actividades e intenta buscar los huecos".

Pese a los rumores de que el Duque podría cambiar de abogado en la causa, Pascual Vives ha asegurado que él trabaja "como si fuera la persona que va a llevar el caso", aunque ha insistido en que Urdangarin será quien lo decida.

Por otra parte, ha asegurado que el Duque cuenta con el apoyo de la Infanta Cristina y ha descartado un posible divorcio: "Nada más lejos de la realidad", ha sentenciado.