UPyD urge al Ayuntamiento a resolver el problema de contaminación del Centro de Tratamiento de Inertes

El portavoz del Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en el Ayuntamiento de Ávila, Manuel Vicente, ha denunciado hoy la “falta de capacidad y de voluntad política” del teniente de alcalde de Urbanismo y Medio Ambiente, Alberto Plaza, para resolver el problema de contaminación del suelo del Centro de Tratamiento de Inertes (CTI) de La Alamedilla del Berrocal

Nos alegramos de que, aparentemente, la contaminación del CTI no haya pasado al entorno ni al agua del arroyo” que discurre junto a la planta de tratamiento, ha subrayado Vicente, en referencia al informe elaborado por Aqualia. Sin embargo, advierte, “que no haya contaminación ahora no significa que no la haya en un futuro, puesto que aún no ha pasado al entorno la afectación del suelo que sí existe en el recinto del centro, diseñado para almacenar inertes”.

 

En este sentido, Manuel Vicente ha insistido en que “hay un problema enquistado que no hay voluntad ni capacidad de resolver” y ha lamentado que el Ayuntamiento "haya caído en una dejación de funciones en el control y seguimiento de un CTI que está altamente contaminado, evitando pedir responsabilidades a la empresa encargada de gestionar, controlar y reciclar los materiales que allí llegaban”.

 

Asimismo, Vicente ha reprochado que Plaza haya “equivocado o ignorado, a propósito o por negligencia, lo que supone una contaminación por metales pesados, asegurando en numerosas ocasiones en comisiones y pleno que estos metales pesados se han eliminado del centro”. Ha recalcado al respecto que el paso de estas sustancias al medio tiene “consecuencias irreversibles”.

 

En este sentido, y tras lamentar "que también la Junta de Castilla y León se ha desentendido del asunto", el portavoz del grupo magenta ha subrayado que el responsable municipal de Medio Ambiente “se ha olvidado del primer concepto que debe respetar un responsable de medioambiente, cuidar la herencia a generaciones futuras de la calidad del entorno”.

 

Para concluir, Manuel Vicente ha indicado que “una cosa es no apreciar delitos ambientales y otra no apreciar la responsabilidad, porque que la contaminación no haya pasado al medio ambiente no quiere decir que no pase si no se toman medidas drásticas y si no se controla también el propio centro y no solo su entorno”.

 

El CTI es, a juicio de UPyD, “una espada de Damocles” que pende de la posible contaminación de una zona de Ávila cercana a regadíos y al embalse de Las Cogotas.

Noticias relacionadas