UPyD rechaza la reducción de horarios de las oficinas veterinarias

El diputado pronvincial, Santos Martín Rosado, pide a la Junta que explique los criterios de la reorganización del servicio, "que perjudicará a los usuarios"

El diputado provincial de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Santos Martín Rosado, ha pedido explicaciones acerca de qué criterios se han utilizado para decidir la reducción de horarios en las unidades veterinarias que la Junta de Castilla y León tiene en Candeleda, Navaluenga y Las Navas del Marqués, así como los beneficios que, según la Administración regional, tendrán los ganaderos con este nuevo sistema organizativo con el que UPyD no está de acuerdo y que ya han rechazado también los alcaldes de los municipios afectados y las organizaciones agrarias.

 

 

A juicio de UPyD, el verdadero objetivo de la reorganización de la estructura territorial de la Consejería de Agricultura y Ganadería es, simplemente, ahorrar en gasto de personal, en la línea de recortes que el Gobierno de Juan Vicente Herrera aplica en todas las áreas desde hace meses. “Quieren reducir horas de apertura en determinadas unidades veterinarias con el único y exclusivo fin de ahorrar en personal interino”, ha señalado el diputado de la formación magenta.

 

 

De esta forma, los funcionarios de las unidades veterinarias tendrán que cubrir por sí solos los turnos vacacionales, pero también podrían verse obligados a asumir tareas administrativas. En opinión de Martín Rosado, “uno de los problemas que pueden derivar de este recorte es que haya técnicos veterinarios que tengan que realizar trabajos administrativos, lo que en vez de repercutir en el beneficio de los ganaderos, podría ser contraproducente”. La reducción de horarios acarreará, además, una menor calidad de los servicios prestados a los ganaderos, ha advertido Martín Rosado.

 

 

Por último, Santos Martín ha solicitado que se haga público el estudio que la Consejería maneja para decidir la reducción de horarios, ya que para UPyD no tiene sentido que se recorte el horario de la unidad de Navaluenga y se mantenga íntegro el de El Barraco, que está más próximo a Ávila, y tampoco quedan claros los criterios de reorganización de los ámbitos territoriales.