UPYD propone revisar y reconsiderar la ubicación de determinadas plazas de aparcamiento

Las calles Blasco Jimeno y Martín Carramolino, en el casco histórico, y la rotonda de la salida de la estación de autobuses son dos ejemplos evidentes de deficiencias que tienen solución.

El Grupo Municipal de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Ayuntamiento de Ávila considera necesario y urgente evaluar las deficiencias en el Observatorio de Seguridad Vial.


 

En opinión de su portavoz municipal, Javier Cerrajero, “es evidente que determinadas calles del casco histórico no cuentan con un mínimo de seguridad para los peatones, en tanto en cuanto se sigan manteniendo la circulación de vehículos y la dotación de plazas de aparcamiento. El ancho de vía es el que es. Seamos sensatos”.

 

Unión, Progreso y Democracia ha solicitado, además, información sobre el estado de desarrollo en el que se encuentra el estudio de peatonalización de nuevas calles y, a su vez, ha propuesto revisar y reconsiderar la ubicación de determinadas plazas de aparcamiento inadecuadas y apostar decididamente por impulsar la creación de nuevos espacios, convenientemente regulados, en distintos solares vacíos.


 

En cuanto a la Avenida Juan Carlos I, y siendo conocedores de la propuesta que se baraja de desplazar uno de los pasos de peatones, la formación magenta ha puesto de manifiesto la necesidad de mejorar la señalización en la salida de la estación de autobuses con el fin de dar fluidez y seguridad a una rotonda especialmente conflictiva,


“Lo que he puesto de manifiesto son problemas muy concretos sobre los que UPYD propone soluciones. No se trata de criticar, sino de solucionar; por ello, he solicitado que el Observatorio de Seguridad Vial tome cartas en el asunto y evalúe nuestras preguntas y nuestras propuestas”, ha finalizado Cerrajero.