UPyD propone incorporar la sostenibilidad a los caminos escolares seguros

El objetivo de este proyecto es fomentar el uso de transporte público, transporte compartido y bicicleta en los trayectos de los alumnos desde su casa hasta la escuela.

El Grupo Municipal de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Ayuntamiento de Ávila ha propuesto hoy que se tenga en cuenta la sostenibilidad a la hora de diseñar los caminos escolares seguros, lo que además de mejorar la autonomía y responsabilidad de los niños en edad escolar, se potenciaría entre los alumnos y sus padres la movilidad sostenible y el respeto por el medio ambiente.   


El portavoz del Grupo Municipal de UPyD, Manuel Vicente, y la concejala Asunción Escobar han propuesto hoy en la Comisión de Presidencia la posibilidad de incluir la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente en el proyecto de creación de caminos seguros escolares en el que está trabajando el Consistorio.


En este sentido, UPyD ha solicitado que se estudie la posibilidad de poner en marcha un proyecto piloto en un centro escolar de la zona sur de la ciudad, por tener mejores condiciones orográficas, de un camino escolar seguro sostenible, que posibilite que los alumnos puedan acudir solos al colegio no solo a pie, sino también combinando los desplazamientos en bicicleta, transporte público o coches privados compartidos, de modo que se reduzca el impacto ambiental - problemas de congestión del tráfico, contaminación y ruidos- generado por el tráfico rodado en las horas punta.


Un camino escolar es el itinerario seguro que pueden seguir los niños y niñas en su trayecto de ida y vuelta al centro educativo, posibilitando que lo lleguen a recorrer de forma más autónoma. De esta forma se pretende devolver el derecho de los niños a la autonomía y se fomenta la educación en valores ciudadanos, de responsabilidad, movilidad sostenible y medioambiental, favoreciendo que la calle vuelva a convertirse en un entorno seguro y acogedor.


Los objetivos del camino escolar deben contemplar también promover la movilidad sostenible y la autonomía de los niños y niñas. Se busca que la ciudad se convierta de nuevo en un entorno seguro y acogedor, a la vez que se fomenta la educación en valores y medio ambiente.