UPyD propone al Gobierno que promueva en la UE la creación de mecanismos de supervisión 'post-adhesión'

durao barroso jose presidente comision europea
Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha registrado en el Congreso una proposición no de ley instando al Gobierno a promover en el seno del Consejo Europeo la creación de mecanismos comunitarios de supervisión 'post-adhesión' para garantizar que los estados miembro cumplen los criterios de convergencia y estabilidad una vez son incorporados a la Unión Europea.


MADRID, 2 (EUROPA PRESS)



En su iniciativa, que recoge Europa Press, la formación magenta plantea un mecanismo similar al 'screening' (o examen analítico de acervo") que se exige a los países aspirantes a formar parte de la UE pero en este caso para establecer algún tipo de vigilancia posterior a la adhesión.

PEOR QUE HACE DIEZ AÑOS

De esta forma, según UPyD, se reforzaría el compromiso de los nuevos socios con los valores europeístas en un momento en que la UE que se encuentra "mucho más lejos" que hace diez años de conseguir la fusión de sus intereses debido al "boicoteo" de las instituciones europeas por parte de algunos estado miembro, uno de los mayores riesgos" a los que se enfrenta el proyecto de la Unión, "ya de por sí debilitado en los últimos tiempos a causa de las crisis económica".

Y es que, a su juicio, en la actualidad "prevalecen" las visiones y los intereses nacionales y en muchas ocasiones "el cortoplacismo local" de líderes políticos que tienen "más intereses en ganar elecciones en su propio país que en avanzar en el proyecto europeo". "La UE no puede funcionar si cada país acude a sus instituciones pensando sólo en sus intereses nacionales", ha apostillado.

REPENSAR LOS CRITERIOS DE COPENHAGUE

De ahí la presentación de una iniciativa que aboga por "repensar" los criterios de Copenhague --en particular los políticos y los relativos al acervo comunitario: la capacidad para asumir las obligaciones que se derivan de la adhesión, especialmente la aceptación de los objetivos y los valores de la unión política, económica y monetaria--, reexaminarlos, promoverlos y reforzar el compromiso del Estado recién ingresado con la defensa de los intereses comunes de los europeos.

Sólo así, según apunta la formación magenta, se conseguirá dar el impulso político necesario a las ideas de unidad y cohesión que han inspirado a la UE desde su fundación, y que serán las únicas que hagan a Europa avanzar en los años venideros.

"De no hacerse, corremos el riesgo de que en la ampliación estas ideas queden diluidas, se desvanezcan e incluso, mediante su uso espurio, acaben con aquella misma comunidad política que se pretende fortalecer", ha advertido.