UPyD presenta una propuesta para impulsar la adhesión de empresas al Sistema Arbitral de Consumo

El Grupo magenta propondrá que la valoración positiva de la adhesión a este sistema por parte de empresas y profesionales en los pliegos de condiciones de las contrataciones públicas.
 

El Grupo Municipal de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Ayuntamiento de Ávila defenderá este viernes, en el pleno ordinario del mes de noviembre, una proposición en la que piden que el Consistorio incluya como elemento de valoración positiva en los pliegos de contratación públicos de servicios, actividades o funciones dirigidas a consumidores finales el hecho de que las empresas y profesionales que concurran a los mismos estén adheridos al Sistema Arbitral de Consumo.   


El portavoz del Grupo Municipal de UPyD, Manuel Vicente, considera que de esta manera se crea un aliciente para que empresas y profesionales se unan al Sistema Arbitral de Consumo, a la vez que se genera un beneficio a los ciudadanos, que podrán acudir a esta vía en caso de desacuerdo.


El Sistema Arbitral de Consumo es un sistema extrajudicial de resolución de conflictos entre los consumidores y usuarios y los empresarios y profesionales a través del cual, con carácter vinculante y ejecutivo para ambas partes, se resuelven las reclamaciones de los consumidores y usuarios.


Se trata además de un sistema voluntario y gratuito, y la decisión del órgano arbitral es vinculante, tiene la misma eficacia que una sentencia judicial pero con la ventaja añadida de que es un proceso más rápido, sencillo y económico.


El procedimiento de arbitraje se inicia a instancias del consumidor o usuario y requiere que el empresario o profesional al que se reclama esté adherido al Sistema Arbitral de Consumo.


Además, la Ley de Defensa de los Consumidores y Usuarios de Castilla y León recoge en su articulado que se impulsará la implantación de este sistema en las corporaciones locales, y que las administraciones que gestionen servicios públicos a través de empresas públicas o privadas concesionarias procurarán la adhesión de éstas al sistema arbitral para la resolución de los conflictos que se susciten con los consumidores y usuarios de los servicios.