UPyD pregunta a IU y PSOE por qué no tomaron medidas contra la modificación sexta del PGOU

El partido magenta no entiende las críticas actuales de ambos partidos a un proyecto urbanístico contra el que no actuaron a su debido tiempo.  UPyD fue el único partido que denunció ante los tribunales la modificación por considerarla ilegal y contraria al interés general.

El portavoz de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en el Ayuntamiento de Ávila, Manuel Vicente, ha criticado que el Partido Socialista e Izquierda Unida denuncien ahora la ilegalidad de la modificación sexta del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) cuando, en su momento, no tomaron medidas efectivas para evitar que este proyecto saliera adelante.

 

UPyD fue el único partido político que denunció ante los tribunales la modificación, por entender que ésta era ilegal y atentaba contra el interés general.  
Así, UPyD ha reprochado a los dos partidos de la oposición su falta de acción y omisión ante la aprobación de la modificación sexta, que hace unas semanas fue anulada por una sentencia judicial por ser contraria a derecho.


En el caso de Izquierda Unida, no presentaron ninguna alegación al proyecto por considerar que era legal. En el caso del PSOE, sí se presentaron alegaciones y sus responsables afirmaron antes de su aprobación que era ilegal, si bien se optó por pasar de largo ante el problema y no denunciar el caso en los juzgados, como es preceptivo si se sospecha de una ilegalidad.  


Aunque PSOE e IU pudieron hacer frente al problema urbanístico que planteaba la modificación sexta del PGOU, lo cierto es que no hicieron nada. Por ello, ahora UPyD pide explicaciones a los dos partidos de por qué optaron por cruzarse de brazos ante esta modificación y ahora aseguran que velarán por el cumplimiento de la legalidad urbanística.


Para UPyD, ambos partidos han perdido la legitimidad para ello, y no ofrecen a los ciudadanos ninguna garantía de seguimiento del desarrollo urbanístico en el marco de la legalidad. “No se entiende ahora el interés de PSOE e IU por un asunto que han tenido abandonado y olvidado durante mucho tiempo”, ha subrayado Manuel Vicente, quien ha añadido que “es un asunto que hipoteca el urbanismo de la ciudad y lo condiciona para el futuro”.